Por 25 pesetas: expresiones escuchadas en bares de toda la vida

Ni la Selección Española, ni Rafa Nadal, ni Eurovisión, ni siquiera Cortylandia. Si hay algo que une a todos los españoles son los bares. 

Quien más, quien menos, ha pisado un bar miles de veces. Algunos, en poco más de una semana. Lo cierto es que los bares son los puntos de encuentro de millones de ciudadanos desde hace décadas. 

Una buena charla entre cuñados, un café calentito en pleno invierno o su contraria cerveza fresquita en verano, son placeres que solo se encuentran en estos sagrados locales. 

ADEMÁS: Los 10 mejores bares de las series de la tele

Unos sagrados locales que tienen en sus camareros los apóstoles que reparten los panes y los peces entre los feligreses habituales y esporádicos. 

En España, curiosamente, se ha llegado a un punto en el que conviven dos tipos opuestos de camareros. Los primeros, modernos, cachas, tatuados, altamente flipados y con precios desorbitados por todo lo que sirvan.

Los segundos, los camareros de siempre. Los de toda la vida. Los del palillo en los dientes, el peine en el bolsillo de la camisa y el boli en la oreja. 

ADEMÁS: 5 bares de Madrid para no pasar calor

Como dijo Morfeo a Neo, sólo una de esas vidas nos interesa. En concreto, la de los camareros de siempre. Y es que gracias a un tuitero, se han recopilado algunas de las frasese legendarias que se repiten, como un mantra, en los bares con solera de toda la geografía española. 

Frases de ayer, hoy y siempre que llevan más de medio siglo gritándose a voz en grito y lo seguirán haciendo otro medio siglo más. Y lo que te rondaré morena. ¿Hay algo más cañí que un camarero gritando "¡booooote!", mientras echa 20 céntimos al cerdito de cerámica que cuelga del techo, mientras toca la campana que hay al lado? Que nunca nos falte. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Apenas unos días después de anunciar la renovación del programa por tres temporadas, los seguidores de La Resistencia se han encontrado con un inesperado palo: el despido de Jaime Caravaca

Ha sido el propio cómico quien lo ha anunciado a través de redes sociales. "Esta semana me han despedido o me han echado o ya no cuentan con mis servicios en 'La Resistencia', el programa en el que estado cuatro años". 

Ver resumen Ocultar resumen

La pregunta es: ¿por qué se cargan a Cintora? ¿Por qué su programa Las cosas claras desaparece de la parrilla de TVE? ¿Es por la audiencia? No se sostiene tal justificación: ni mucho menos tenía Cintora cifras desastrosas sino más bien lo contrario. Las cosas claras se consolidó en poco tiempo como seria competencia de Al rojo vivo y Cintora pisaba los talones a Ferreras e, incluso, ganaba en algunos tramos.

Ver resumen Ocultar resumen

Las cosas como son, cuando ganas más de 1,8 millones de euros en un programa de televisión, millones de personas lloran de alegría por la proeza y España entera se tira un fin de semana de vacaciones hablando de ti, te puedes poner el pelo del color que quieras. 

Y ni con ésas. 

Pablo Díaz ha sometido su cambio de look prometido en Pasapalabra, a un votación popular que, finalmente, ha optado por el azul y no por el rosa que prometió en el programa de Antena 3. Más que nada, porque tampoco quedaba tinte de color rosa, según confesó a sus seguidores. 

Páginas