Pues a nosotros nos ha gustado el 'Death Note' de Netflix

Vaya por delante que no es un titular trampa ni un truco para ganar clics. Death Note, la adaptación que ha hecho Netflix, nos ha gustado. Reconocemos que tiene mucho que mejorar, que todo va demasiado rápido y que el Light que interpreta Nat Wolff es hostiable insoportable. A pesar de ello, la hemos disfrutado. 

Eso sí, para ponernos en antecedentes, lo mejor es repasar los palos que crítica y público le han dado a la película. Los primeros, básicamente, la han dejado por los suelos con un 41 sobre 100 en Metacritic. Ahora, ha sido el público quien se ha llevado la palma. No hay más que echar un ojo a Twitter, para ver lo mal que ha caído la cinta dirigida por Adam Wingard.

Obviamente, no es fácil adaptar en una película de poco más de hora y media, los 37 capítulos que tiene el anime. Tampoco es sencillo llevar a cine, una de las historias más aclamadas de la animación japonesa. Tanto el manga como el anime están entre los favoritos del público nipón y de todo el mundo. 




Y a pesar de todo, la historia tiene sentido. Echamos mucho de menos la historia de amor/odio entre Light y Misa; echamos mucho de menos a Near y Mello; y, sobre todo, echamos mucho de menos a Rem. Además, y aquí terminamos con lo negativo, tenemos que reconocer, de nuevo, que Nat Wolff no da la talla como Light. 

ADEMÁS: Los 20 mejores Anime de la historia

En la versión nipona, el personaje es superdotado, atractivo y magnético. Su duelo intelectual, físico y emocional con L es lo mejor de la historia. Aquí, Light es un adolescente inadaptado, con unas mechas imposibles, cara de pringado y asustadizo. No cuela. Los gritos que da cuando aparece Ryuk, son de vergüenza ajena. 

Todo lo contrario pasa con Mia, cuyo personaje es lo mejor de la película. Como se involucra con Light, como va convirtiéndose en una asesina despiadada y como, a pesar de su amor por Light, quiere tener el Death Note en su poder. Margaret Qualley, obviamente, ayuda mucho a que este personaje se meriende al de Nat Wolff. Ya nos enamoró en The Leftovers, y aquí lo ha vuelto a hacer. 

Sin abandonar a Mia, nos vamos a la resolución de la película. El final. Un final algo forzado pero si nos gustó Destino Final, nos tiene que gustar cómo Wingard termina la historia. Poca gente espera que Light haga lo que hace. Es más, de la famosa saga no sólo coge las mil maneras de morir, sino que también toma algunas de las muertes gore que vemos. Momentazos muy Braindead que siempre son bien recibidos. 

ADEMÁS: Justin Theroux se suma a 'Maniac', la gran apuesta de Netflix

Siguiendo con los personajes, tenemos que hablar de L y de Ryuk. Vale que la norteamericanización de L es de juzgado de guardia, pero Keith Stanfield está muy a la altura de L. Tanto cuando tiene todo controlado, como cuando se le va la cabeza y explota por dentro. El actor ha sabido dar al personaje el carisma que tiene en el anime y no canta demasiado que no tengas rasgos nipones. 

En cuanto a Ryuk, hay que decir que el shinigami está muy logrado. Pero claro, si encima le pones el vozarrón de Willem Dafoe, miel sobre hojuelas. La pena es que no le dé tiempo a salir más en pantalla o que no ahonden en la relación amistosa y tirante que mantiene con Light en el anime. 

Además, y a pesar de la velocidad a la que transcurre todo, el director se permite lanzar un mensaje político y una crítica social encubierta. O quizás no tan encubierta. Para empezar, localiza los asesinatos de Kira en Estados Unidos. Allí, los ciudadanos consideran a Kira su dios, cuando realmente es un asesino, pero como asesina a otros asesinos, ya es bueno. ¿Podría llegar Kira a la Casa Blanca?

ADEMÁS: Hemos visto 'Your Name', el Anime más taquillero de la historia, y nos ha encantado

Por todo esto, y alguna cosita más, nosotros sí defendemos esta versión USA de Death Note. Sobre todo, si la comparamos con otras adaptaciones. Y no queremos mirar a nadie, Bola de Dragón. 

Es más, la pena que nos da de que la historia haya abarcado tanto en su primera película, es que se ha perdido la opción de hacer una trilogía. Con tres cintas se podrían haber contado mejor las historias que se han obviado en esta adaptación, y desarrollado algo más a los personajes.

Dicho lo cual, confiamos en que Wingard le dé su propia película a L, en la que nos cuente toda su vida. Otra que veríamos encantados de la vida. 

Fotos: Netflix y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Las noticias que la prensa estadounidense van publicando acerca del incidente ocurrido en el rodaje de Rust, que acabó con la directora de fotografía Halyna Hutchins muerta y el director Joel Souza herido, dibujan un escenario de preocupante falta de seguridad en el manejo de las armas de fuego.

Ya Los Angeles Times adelantó un detalle significativo: seis personas que formaban parte del equipo de rodaje presentaron su dimisión por el bajísimo nivel de seguridad en cuanto a armas, Covid y, simplemente, condiciones laborares.

Ver resumen Ocultar resumen

El otro día el actor Sergio Peris-Mencheta difundía un montaje de imágenes que circula por Twitter y que demuestra cómo 30 años no son nada. Es decir, resulta un lapso de tiempo importante pero en el cine, y concretamente en Regreso al futuro, el maquillaje envejecía inadecuadamente a sus actores y actrices para que el público entendiese que habían pasado esos tres decenios.

Dicho de otro modo: la gente envejece mejor que lo que el maquillaje de cine plantea.

Ver resumen Ocultar resumen

Se acerca Halloween y eso sólo puede significar una cosa: miedo. Y es que nos encanta pasar miedo, por eso abundan las series y películas con esta temática. Sin duda, una de las sagas más exitosas es la de Halloween, que viene con una nueva entrega: Halloween Kills.

Páginas