Pusieron 'Casablanca' en la tele y sus frases míticas regresaron

Es Casablanca un artefacto cinematográfico repleto de frases bellísimas, certeras, poéticas y con una épica especial. Un guión lleno de literatura y momentos perfectos. ¿Hablamos la mejor película de la historia del cine? Tal vez. La2 emitió este martes Casablanca. Y la gente comenzó a tuiterar citas que forman parte de la mejor memoria cinematográfica.

Porque la televisión, amigas y amigos, tiene también la función de emitir clásicos. Y más la televisión pública.

Aquí ya hicimos la propuesta de recuperar ¡Qué grande es el cine!, la tertulia cinematográfica que lideraba Garci con el pitillo bajo la mesa. (Eso sí, en caso de que volviera, obligatoriedad de la V.O., que algunos doblajes eran impresentables).

Pero vayamos a las frases de Casablanca, comenzando por una de las más célebres.

Ah, el amor en medio de la catástrofe. Que se lo digan a quienes padecieron el confinamiento en fase de enamoramiento y con la persona amada lejos. 

Pero repasemos más sentencias rotundamente poéticas de Casablanca.

También hubo quien recordó uno de los momentos culminantes de la cinta, cuando en el café de Rick el público canta La Marsellesa para apagar las voces de los alemanes que vociferan un himno nazi, resumen del antifascismo bien entendido.

Emocionante siempre. ¿Y qué audiencia hizo Casablanca? Pues no estuvo mal.

 Siempre Casablanca.

Regresar a este clásico dirigido por Michael Curtiz merece la pena.

Para aprender cómo comportarse con decencia en tiempos de ruido, furia y pujanza de totalitarismos excluyentes.

ADEMÁS: Las mejores películas de la historia (según IMDb)

Ver resumen Ocultar resumen

Ya han pasado 20 años desde que David Lynch creara su tercera obra maestra después de Twin Peaks y Terciopelo Azul. Mulholland Drive, la película rara que consiguió competir con lo más comercial del cine de la época, está de aniversario y ha vuelto a reponerse en las salas españolas.

Ahora Mullholland Drive ha vuelto a las salas de cine.

Ver resumen Ocultar resumen

Nicolas Cage ha convertido su carrera en algo tan complicado de explicar, que cada estreno que llega del oscarizado actor, es celebrado por el mundo entero. 

Y lo es porque el bueno de Nicolas Cage, lo mismo persigue a sus hijos para matarlos, que se pone guapo para explicar el origen de las palabrotas más comunes en inglés. Es un mago. 

Y claro, cuando piensas que no puede superar su último trabajo, llega Pig y te deja con la cara torcida. 

Páginas