¿Qué podemos esperar de la nueva temporada de 'Dexter'?

Vuelvel asesino en serie que fascinó al público con su complejidad moral y sus dudas existenciales. Showtime ha anunciado que Clyde Phillips, el showrunner de las cuatro primeras temporadas (y las más queridas por la audiencia) vuelve a ponerse a los mandos de esta nueva serie que no está concebida como la temporada 9 de Dexter sino como una nueva historia.

Cuando finalizó la ficción, allá por el año 2013, Dexter se decidía a aislarse del mundo para conseguir controlar a su 'oscuro pasajero' después de la muerte de Debbie. Pero ese no era un final satisfactorio para nuestro asesino en serie que impartía justicia... a su manera.

La última imagen de Dexter nos descubrió al protagonista convertido en leñador en el noroeste del Pacífico.

Pero ahora Dexter ya no vive ahí. ¿Por qué? Será algo que nos descubran en esta nueva revisión del personaje, que ahora se encuentra viviendo en el pueblo fictio de Iron Lake, Nueva York, bajo la identidad de Jim Lindsay.

Lindsay es un aburrido comercial de una empresa relacionada con la pesca. Es la típica persona de la que sus vecinos dirían que parecía muy simpático porque siempre saludaba. En el teaser puede verse cómo el protagonista pasea por la pequeña localidad de Iron Lake saludando a los vecinos y transeuntes hasta que, de repente, se para frente a un escaparate a admirar un par de cuchillos de imponente tamaño, lo que dará un oscuro giro a la imagen.

La trama es nueva, el escenario también y los personajes, por tanto, también. Tendremos a Kurt Caldwell (Clancy Brown), el hombre que controla el pueblo y al que Dexter (ups, perdón, Jim) se enfrentará en algún momento de los diez capítulos de la temporada. También conoceremos a la jefa de policía Julia Jones, a la sargento Alano Miller y a Jamie Chung, una podcaster especializada en crímenes de Los Ángeles que ha aterrizado en iron Lake por casualidad... ¿casualidad? No sabemos mucho más, pero intuimos que la necesidad de matar del antiguo Dexter resurgirá con fuerza después de estar 8 años en el dique seco.

El final original de Dexter supuso tanta indignación como el de Lost. Que el protagonista finja su propia muerte y huya a un pueblo alejado de los suyos después de perpetrar el único asesinato que le ha hecho sentir, no les parecía a los fans un final adecuado. Pero tampoco querían el final que Jeff Lindsay le dio en los libros en los que se basa la ficción: desangrado en su propio barco. Entonces, ¿qué es lo que quieren?

Clyde Phillips ya ha asegurado que no van a intentar enmendar los errores del pasado. Lo que ocurrió en las anteriores ocho temporadas, ocurrió de verdad (vamos, que no se van a marcar un Los Serrano). Lo que sí puede asegurar es que el final que tiene preparado no se parecerá en nada al que pudimos ver en 2013: "Es una gran oportunidad para escribir un segundo final", ha asegurado.

Sea como sea, lo que sí parece es que este final será el definitivo, porque este regreso está concebido como una temporada autoconclusiva de diez episodios en formato de serie limitada. Pero ya puedes ir tranquilizándote, porque no podremos verla hasta otoño y será Movistar+ quien nos la sirva. ¿Preparado para nuevos asesinatos?

ADEMÁS: 'El sabor de las margaritas', un thriller gallego

Ver resumen Ocultar resumen

Los 90 fueron terreno abonado para los slasher. Este género que nació a finales de los 70, con Halloween y floreció durante la década de los 80, tuvo una segunda edad dorada en la última década del siglo XX con títulos como Scream, Destino final y, Sé lo que hicisteis el último verano.

Ver resumen Ocultar resumen

Separarte de la persona con la que creías que ibas a construir un proyecto de vida hasta el final, siempre es duro. Es un proceso muy personal lleno de subjetividades que no pueden entender aquellas personas ajenas a la relación, y es lo que nos trae Hagai Levi con su reinterpretación del clásico de Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio.

Ver resumen Ocultar resumen

La pregunta ha sido lanzada por Quique Peinado en un tuit con su correspondiente errata (¡ningún tuit perfecto!). Pero se entiende lo que quería transmitir. Y claro que lo ha entendido el personal. El propio Quique Peinado mencionaba Dawson crece como ejemplo de serie con protagonista involuntariamente idiota. O sea, en el guión tenía que ser el bueno, el admirado, el papel positivo, el personaje principal al que venerar.

Y no.

Caía mal.

A Quique Peinado al menos. Y hay más ejemplos

Páginas