Queridos televidentes, tal vez Serrano Suñer fuera un pelín más nazi de como sale en la tele

Ha sido un éxito de audiencia y como folletín romántico hay que admitir que Lo que escondían sus ojos funciona (ahí está el dato: 19'3% de share-). Pero ¿y la memoria histórica? ¿Era Serrano Suñer así de guapo, galante y compasivo como le retrata la serie? Bueno, eso resulta discutible. Aunque a Rubén Cortada el bigote fascista suñeriano le quede muy atractivo y Blanca Suárez esté guapísima como Sonsoles de Icaza, la amante del cuñadísimo.

Vayamos a los hechos.

lo-que-escondian-sus-ojos

ADEMÁS: 7 películas franquistas aunque no lo parezcan y que has visto en TVE

Para empezar, baste con hacer un recordatorio básico: Ramón Serrano Suñer fue un nazi convencido. Visitó Alemania como Ministro de Asuntos Exteriores que era en septiembre de 1940 e intimó con Himmler, jefe de las SS, a quien se trajo de paseo a España un mes después.

himmler,-amigo-de-serrano-suñer

ADEMÁS: Cuando Millán-Astray fue un famoso del Sálvame franquista

Serrano Suñer quería a España en la II Guerra Mundial al lado de Hitler. Lo explicitó cuando, tras la agresión alemana a la Unión Soviética, lanzó su famoso discurso resumido en el grito de ¡Rusia es culpable! Atención  al tono: ¡Rusia es culpable! ¡Culpable de nuestra guerra civil! ¡Culpable de la muerte de nuestro fundador, José Antonio (...) El exterminio de Rusia es una exigencia".

Se considera a Serrano Suñer el promotor de que voluntarios españoles fuesen reclutados para luchar junto a las huestes nazis en lo que acabaría siendo la División Azul.

Y, sí, tal y como sugiere la serie, nadó entre dos aguas porque, a la vez, trató de templar gaitas con los británicos pero sus simpatías eran evidentes. Hitler y Mussolini figuraban en su santoral por encima, incluso, de Franco.

Demasiado fascista hasta para Franco

Tanta fue su germanofilia y pasión fascista que hasta a Franco le acabó perturbando y le apartó del gobierno. Serrano Suñer copió para España una especie de Estatuto de los Trabajadores mussoliniano que se convirtió en Fuero del Trabajo (Carta di Lavoro en Italia), promovió la Ley de Prensa e Imprenta por la que se instauraba la censura en los medios, dejó al siniestro Paul Winzer, espía y represor hitleriano, campar a sus anchas en España. De hecho, este Paul Winzer dirigió el Campo de Concentración de Miranda de Ebro, diseñado a imitación de los campos alemanes y donde penaron represaliados republicanos hasta 1947.

Y se empeñó en forzar la entrada de España en la II Guerra Mundial y en maniobrar a espaldas de Franco con sus camaradas falangistas. Y Franco, al que no le gustaban nada los líos partidistas y de facciones ("haga como yo, no se meta en política" dicen que aconsejó en cierta ocasión el Caudillo) acabó apartándole y hurtándole todo poder. Aunque Serrano Suñer fuese cuñado de Franco, que todo tenía un límite.

retrato-autografiado-de-franco

ADEMÁS: Las 10 mejores películas españolas sobre la Guerra Civil

Así que, dicho lo dicho, el Serrano Suñer compasivo y preocupado por lo mucho que fusilaba el Generalísimo parece más cercano a la ficción que a la realidad. Serrano Suñer en los 40 era un hombre de guerra que, no contento con la contienda civil que acababa de vivir España, pretendía embarcarse en otra aventura bélica.

Otra cosa es como, pasado el tiempo y convertido en un abuelito venerable, Serrano Suñer compuso su mejor gesto y acabó declarando que él no quería la guerra y no deseaba ningún mal a los republicanos a los que Hitler envió a campos de concentración (sostuvo al respecto una interesante polémica en el diario El País con Montserrat Roig).

Estuvo Serrano Suñer en Hendaya, en el encuentro entre Hitler y Franco, y contó varias versiones de lo sucedido pero, básicamente, insistió en que el Caudillo salvó a España de la guerra y que él también. Los historiadores lo dudan: muchos creen que España no entró en la guerra simplemente porque Franco exigió más de la cuenta y Hitler no calculó que necesitase la colaboración española para ganar la contienda.

Sea como sea, Serrano Suñer fue (en aquellos días) un poco más nazi que el personaje que interpreta Rubén Cortada en Lo que escondían sus ojos

Otra cosa es que cuando cumplió 100 años (vivió hasta los 102) resultaba un simpatiquísimo anciano con unos impresionantes ojos azules y una enorme cultura y simpatía que desplegaba ante los periodistas.

Pero, claro, fue cómplice y activo apoyo de una dictadura a causa de la cual miles de personas fueron fusiladas y miles de personas más fueron encarceladas. Convertirle en héroe de folletín puede que no guste a quienes tienen la memoria larga.

DANIEL SERRANO

Fotos: Cordon Press, Mediaset.

Ver resumen Ocultar resumen

Cuatro años después del estreno de la primera temporada de La Casa de Papel en Antena 3, tenemos que decirle adiós. Nos va a costar mucho despedirnos de esta banda de atracadores que se han convertido en parte de nuestra familia, pero ya no hay más tela que cortar.

Ver resumen Ocultar resumen

La historia de La casa de papel no podía terminar con el último atraco al Banco de España. La serie que ha revolucionado el panorama audiovisual español tiene los días contados, pero su esencia continuará gracias a un spin off centrado en el personaje de Berlín.

Ver resumen Ocultar resumen

Era cuestión de tiempo. 

Lo que empezó con Ignatius, y se popularizó con Wismichu, ha acabado convertido en algo institucional en La Resistencia: romper cosas

Por lo general, han sido las tazas las grandes daminificadas del paso de invitados por el late late night de Movistar Plus. Ahora, lo que nadie esperaba era que las tres invitadas de este martes, acabaran rompiendo... ¡el mayor premio que han recibido jamás!

Páginas