¿Quién mató a Sara?: crimen y venganza

La nueva serie mexicana de Netflix, '¿Quién mató a Sara?' (estreno el 24 de marzo) promete mantenernos pegados al sofá hasta el final del último capítulo. Este thriller, que cuenta con la presencia del actor español Ginés García Millán, es la historia de una venganza, la de un hombre que pasó 18 años en prisión por el crimen de su hermana Sara, que jura que no cometió.

Es la historia de una muerte, de un encarcelamiento injusto, de dos familias controladas por la vergüenza y los secretos, pero también de una sociedad machista más preocupada por las apariencias que por solucionar sus propios problemas.

Si nos quedamos sólo en la superficie, el ritmo frenético de esta serie puede mantenerte en vilo, pero adentrándonos más en profundidad, trata temas tan importante como el machismo, el abuso de poder, la trata de personas, la homofobia, el ciberacoso y el bullying.

La serie comienza con el asesinato de una mujer, Sara, por el que su hermano Alex (Manolo Cardona) pasa 18 años en prisión. El hombre que sale de la cárcel no es el niño que entró. Emerge un personaje duro, implacable, lleno de rabia y de sed de venganza que hará cualquier cosa por descubrir quién fue el verdadero asesino y por qué lo culparon a él. Su investigación le lleva a enfrentarse a la familia Lazcano, liderados por el patriarca César (el actor español Ginés García Millán).

César Lazcano es un hombre rico y junto a su mujer Mariana (Claudia Ramírez) intentan mantener las apariencias y controlar a su familia para que ninguno de sus secretos salga a la luz. Uno de esos secretos es la homosexualidad de su hijo Chema (Eugenio Siller), la cual intentan ocultar. Mariana, un personaje lleno de contradicciones, se revela como una mujer fuerte, quizá más que su marido, pero juntos se convierten en una sola unidad que harían cualquier cosa por proteger a su familia.

Todos esos secretos comienzan a salir a la luz cuando Alex es liberado contando con una inesperada aliada en Elisa (Carolina Miranda), la hija menor del clan Lazcano, que está dispuesta a todo para descubrir la identidad del asesino, aunque eso signifique acabar con su propia familia. Elisa, ajena a cómo sucedio el asesinato de Sara, comienza a sentir una atracción implacable por Alex dando la espalda a todo lo que conoce.

Otro de los hijos del clan Lazcano, Rodrigo (Alejandro Nones), es un personaje atormentado por su pasado y sus secretos. Novio de la malograda Sara en el momento de su muerte, vive los últimos 18 años carcomido por la culpa y pensando que no tiene motivos de peso para seguir viviendo.

Lo realmente adictivo de esta serie es que todos tienen algún motivo para haber cometido el asesinato pero, a la vez, ninguno parece el culpable. Una serie compuesta por 10 episodios en el que quizá se descubra por fin el misterio de quién mató a Sara.

ADEMÁS: Pequeños detalles: para amantes del thriller

Ver resumen Ocultar resumen

Es uno de los actores de moda en el Hollywood actual, ha brillando en la nueva versión de Secretos de un matrimonio junto a Jessica Chastain y tiene un aire de galán fuera de norma, a medio camino entre el tipo duro y la fragilidad interior. Es Oscar Isaac y se ha lanzado al mundo de las series.

Oscar Isaac estrenará en Disney +, cuando el proyecto finalice, la adaptación de un cómic de la Marvel más bien minoritario y objeto de culto entre los fanáticos de la viñeta.

Ver resumen Ocultar resumen

La miniserie que regresa al Watergate (el caso de espionaje político que costó la presidencia a Nixon) está teniendo un rodaje turbulento. Protagonizada por Woody Harrelson, Justin Theroux, Domhnall Gleeson y Lena Headey (entre otras y otros intérpretes), ha vivido al menos dos incidentes de relevancia.

Primero HBO suspendió el rodaje por haber detectado "comportamiento poco profesional en el set".

Ver resumen Ocultar resumen

En las últimas horas, he perdido personas muy importantes y no voy a dejar que caiga nadie más por este robo”. La profunda voz en off del Profesor (Álvaro Morte) es la que da la pauta de por dónde van a ir los tiros, nunca mejor dicho.

Con Tokio (Úrsula Corberó) en una situación insostenible y el enemigo dispuesto a llegar a donde haga falta, los cinco últimos episodios de La Casa de Papel se presentan apasionantes.

Páginas