Juguetes que dan mucho miedo

Los tiempos han cambiado.

Y mucho.

De dos generaciones a la actual, se ha pasado de jugar a la peonza, las canicas o la rayuela, a casi llorar porque se ha caído Instagram y Whatsapp.

No son tiempos mejores, ni peores, son distintos.

ADEMÁS: Así es María, la transgresora hija de Verónica Forqué

Y es que la irrupción de las nuevas tecnologías ha hecho que aparatos como las videoconsolas sustituyan a otros juguetes de antaño.

Y viendo el hilo que Hija de Helghan ha recopilado en Twitter, habría que dar gracias a todos los dioses del Olimpo.

El cringe de muchos juguetes de mediados de siglo XX es de tal calibre, que lleva a preguntarse cómo no hay más psicópatas salidos de esa época. Ojo, aunque viendo el nivel de algunos políticos, a lo mejor es osado aventurarse a decir que no los hay.

Sea como sea, parece tremendo que unos padres pudieran dejar a sus hijos con juguetes que lo mínimo que pueden hacer es crear traumas para toda la vida.

Vale que eran otros tiempos, los niños y niñas estaban hechos de otra pasta y a Pérez-Reverte no le gusta que una mujer lleve a un hombre en moto, pero cualquier padre se da cuenta de que estos juguetes dan miedo.

¿Cualquier padre?

ADEMÁS: La intervención estética que destrozó a Linda Evangelista

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Viendo la deriva que ha tomado Twitter en los últimos años, es lógico olvidar que hubo un tiempo en que la mayor parte de su contenido e interacciones eran sanas y divertidas.

De hecho, era la red social del buen rollo y los insultos, bulos y demás eran algo testimonial.

Hoy en día, es todo lo contrario. El contenido divertido es minoritario, lo que lleva a que sea más apreciado, cuando aparece.

Véase este reto de jugar con los nombres de pintores universales y adaptar su imagen.

Ver resumen Ocultar resumen

Zendaya es, a sus 24 años, una de las actrices con mayor proyección de su generación. El año pasado se convirtió en la persona más joven en ganar un Emmy a la mejor intérprete por el papel de Rue, una adolescente adicta a las drogas en Euphoria, y su papel en la nueva saga de Spiderman le ha hecho alcanzar el éxito internacional.

Ver resumen Ocultar resumen

Viajar a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en el desierto argelino, resulta habitual desde hace muchos años para periodistsa de todo el planeta. Y suele ser el Frente Polisario u ONG's de apoyo a su causa quienes, en la mayoría de las ocasiones, organizan dichos viajes, dada la dificultad del desplazamiento a un lugar que no está en el mapa de los touroperadores internacionales.

Pero la dirección de RTVE ha decidido que sus periodistas no pueden viajar con el Polisario.

Sí lo hacen los de, por ejemplo, la BBC.

Páginas