Juguetes que dan mucho miedo

Los tiempos han cambiado.

Y mucho.

De dos generaciones a la actual, se ha pasado de jugar a la peonza, las canicas o la rayuela, a casi llorar porque se ha caído Instagram y Whatsapp.

No son tiempos mejores, ni peores, son distintos.

ADEMÁS: Así es María, la transgresora hija de Verónica Forqué

Y es que la irrupción de las nuevas tecnologías ha hecho que aparatos como las videoconsolas sustituyan a otros juguetes de antaño.

Y viendo el hilo que Hija de Helghan ha recopilado en Twitter, habría que dar gracias a todos los dioses del Olimpo.

El cringe de muchos juguetes de mediados de siglo XX es de tal calibre, que lleva a preguntarse cómo no hay más psicópatas salidos de esa época. Ojo, aunque viendo el nivel de algunos políticos, a lo mejor es osado aventurarse a decir que no los hay.

Sea como sea, parece tremendo que unos padres pudieran dejar a sus hijos con juguetes que lo mínimo que pueden hacer es crear traumas para toda la vida.

Vale que eran otros tiempos, los niños y niñas estaban hechos de otra pasta y a Pérez-Reverte no le gusta que una mujer lleve a un hombre en moto, pero cualquier padre se da cuenta de que estos juguetes dan miedo.

¿Cualquier padre?

ADEMÁS: La intervención estética que destrozó a Linda Evangelista

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Se retiró Sala Sálamo de Twitter pero no tanto. Sigue opinando, lo cual es saludable porque la actriz tiene una mirada libre y muy interesante sobre diversas cuestiones. Por ejemplo, esa llamada a través de redes sociales que algunos usuarios hacen a la gente famosa para que colabore en difundir mensajes positivios sobre salud mental.

Pero apunta Sara Sálamo a que resulta hipócrita defender de modo genérico la salud mental y luego participar en linchamientos contra famosos y famosas en Twitter.

Algo que ella conoce bien.

Ver resumen Ocultar resumen

Desolador panorama en Madrid y otros feudos populares de España con respecto a la vivienda y sus precios.

Tras el anuncio de la Ley de Vivienda, con la que el Gobierno Central pretende, entre otras cosas, controlar el precio de los alquileres, el alcalde de Madrid y la presidenta de la Comunidad de Madrid ya han avisado que no aplicarán tal ley y dejarán que los precios sigan disparados.

Lo realmente curioso, en el caso del edil, es que lo ha hecho con una soberbia y una sinceridad impropia de una decisión como la que ha tomado.

Ver resumen Ocultar resumen

Después de un viaje a Nueva York, se vuelve a España y al trabajo de otra manera.

Pilas cargadas, mente despejada e ideas innovadoras para aplicar en tu trabajo.

Y parece que eso es lo que le ha pasado a Isabel Díaz Ayuso con su Telemadrid. ¿Qué se te ocurre para renovar la cadena autonómica? ¡Exacto! Fichar a Bertín Osborne con un programa de entrevistas donde exhiba su campechanía. Claro que sí.

Páginas