Juguetes que dan mucho miedo

Los tiempos han cambiado.

Y mucho.

De dos generaciones a la actual, se ha pasado de jugar a la peonza, las canicas o la rayuela, a casi llorar porque se ha caído Instagram y Whatsapp.

No son tiempos mejores, ni peores, son distintos.

ADEMÁS: Así es María, la transgresora hija de Verónica Forqué

Y es que la irrupción de las nuevas tecnologías ha hecho que aparatos como las videoconsolas sustituyan a otros juguetes de antaño.

Y viendo el hilo que Hija de Helghan ha recopilado en Twitter, habría que dar gracias a todos los dioses del Olimpo.

El cringe de muchos juguetes de mediados de siglo XX es de tal calibre, que lleva a preguntarse cómo no hay más psicópatas salidos de esa época. Ojo, aunque viendo el nivel de algunos políticos, a lo mejor es osado aventurarse a decir que no los hay.

Sea como sea, parece tremendo que unos padres pudieran dejar a sus hijos con juguetes que lo mínimo que pueden hacer es crear traumas para toda la vida.

Vale que eran otros tiempos, los niños y niñas estaban hechos de otra pasta y a Pérez-Reverte no le gusta que una mujer lleve a un hombre en moto, pero cualquier padre se da cuenta de que estos juguetes dan miedo.

¿Cualquier padre?

ADEMÁS: La intervención estética que destrozó a Linda Evangelista

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

En los últimos años, la carrera de Eddie Murphy ha perdido un poco de brillo. Parecía que el que fuera el cómico más relevante de la década de los 90 iba camino del retiro con 60 años, pero todo ha cambiado con el contrato integral de tres películas que acaba de firmar con Amazon Prime Video.

Ver resumen Ocultar resumen

Y no lo decimos nosotros, lo dice uno de los cuatro presentes en la foto: Arturo Pérez-Reverte.

El autor, en una quedada con ilustres amigos, ha decidido que la RAE era un buen sitio para visitar. Y vaya si lo es.

Así es como Leo Harlem, Pablo Motos, Chema Alonso y el propio Arturo Pérez-Reverte han acabado haciéndose una foto que bien podría ser la portada de un disco de los 90.

Ver resumen Ocultar resumen

Por un lado, dicen que las comparaciones son odiosas. Y todo depende de con quién te comparen.

Por otro lado, decía Risto Mejide, el Risto pre Todo es Mentira, que Twitter es uno de los sitios donde los españoles demostraba tener más talento. El problema era que desperdiciaban ese talento en sitios como Twitter.

Páginas