Schwarzenegger condena a Trump y el asalto al Capitolio: ¿candidato GOP 2024?

Cuando Arnold Schwarzenegger habla de la actualidad política de Estados Unidos, todo el mundo debería pararse, escuchar y aprender. 

El que fuera gobernador republicano de California dejó tal poso durante su mandato que siempre ha sido una opción soñada por los conservadores norteamericanos. Sin embargo, tienen a Donald Trump, al que Arnold Schwarzenegger ha calificado de "peor presidente de la historia". 

El actor, en un extenso, aplaudido y viralísimo vídeo, ha lanzado un mensaje a sus compatriotas estadounidenses, que ha empezado recordando que nació en Austria, por lo que está familiarizado con el nazismo, todo para señalar que el asalto al Capitolio es comparable con uno de los momentos más dramáticos del nazismo en Alemania. 

La Noche de los Cristales Rotos tuvo lugar en 1938, cuando los nazis, en un preludio de lo que sería la II Guerra Mundial y el Holocausto, atacaron las casas y los negocios de los judíos en Alemania. 

ADEMÁS: 20 datos imprescindibles de Joe Biden

"El miércoles era el Día de los Cristales Rotos en Estados Unidos, pero los cristales rotos fueron las ventanas del Capitolio. No sólo tiraron las puertas que acogen la democracia norteamericana, sino que pisotearon los principios sobre los que se fundó este país", señala. 

Un asalto que Arnold Schwarzenegger tiene claro que fue instigado por Donald Trump, favoreciendo un "golpe engañando a su gente con mentiras. Intentó revertir el resultado de unas elecciones que fueron justas". 

Por este motivo, y algún que otro más, Trump "es un líder que ha fallado y pasará a la historia como el peor presidente de la historia. Lo bueno es que en poco tiempo será tan irrelevante como un viejo tuit". De hecho, si nada cambia, el 20 de enero será el día en que Joe Biden se convierta en el 46ª presidente de Estados Unidos, relevando a Donald Trump. 

En un momento del emotivo discurso, el actor saca la espada de Conan y la muestra a cámara. "Nuestra democracia es como el acero de esta espada, cuanto más se templa, más fuerte será. Para aquellos que piensan que pueden revocar la Constitución de los Estados Unidos, sepan que nunca ganarán"

ADEMÁS: Un paseo por el Madrid histórico cubierto de nieve

Arnold Schwarzenegger termina el discurso citando a Theodore Roosvelt: "El patriotismo significa apoyar al país, no significa apoyar al presidente". Dando ejemplo, el actor felicita a Joe Biden y le invita a hacerlo lo mejor posible. "Tu éxito, será nuestro éxito como país". 

Si este discurso no está el temario de historia contemporánea de todos los colegios de Estados Unidos el curso que viene, será que el mundo está más descarriado de lo que parece. 

Y si el Partido Republicano no hace todo lo que esté en su mano para que Arnold Schwarzenegger sea su candidato en 2024, será porque Donald Trump tiene los tentáculos mucho más largos de lo que cabría esperar en el partido conservador. Por cierto, tendría 77 años y, eso sí, habría que cambiar la Constitución porque, de momento, sólo pueden presentarse personas nacidas en Estados Unidos. 

Fotos y vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala lentísima, con discursos eternos y un ritmo cansino como hacía tiempo no se daba. Lo de hacer una gala que pareciera una película, se ha conseguido, si la película era Roma, de Alfonso Cuarón. 

A pesar de todo, la 93ª gala de los Oscar ha dejado varios momentazos, una alfombra roja reducida pero tremenda y, sobre todo, un protagonista inesperado con una historia igual de inesperada y dura: la dedicatoria del Oscar de Thomas Vinterberg a su hija fallecida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Y cuando todo apuntaba a que el Oscar póstumo a Chadwick Boseman cerraría la gala más aburrida de los últimos años, saltó la sorpresa. Anthony Hopkins, cuya actuación en El Padre es la mejor del año, se lleva de forma justa su segundo Oscar (tras el que se llevó por Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos en 1991). 

Así, el actor británico se convierte en el más veterano en ganar un Oscar, con 83 años. La faena es que ha sido de los pocos que no ha acudido a la gala para recogerlo. 

Ver resumen Ocultar resumen

Dos hermanos y sus parejas alquilan una casa de ensueño, aislada del mundanal ruido (y del resto de la humanidad). Lo que comienza como un fin de semana en el que olvidarse de las rutinas del día a día, se convierte en una pesadilla de la que puede que no salgan con vida. Este es el inicio de la primera película como director de Dave Franco, hermano de James Franco.

Páginas