Schwarzenegger condena a Trump y el asalto al Capitolio: ¿candidato GOP 2024?

Cuando Arnold Schwarzenegger habla de la actualidad política de Estados Unidos, todo el mundo debería pararse, escuchar y aprender. 

El que fuera gobernador republicano de California dejó tal poso durante su mandato que siempre ha sido una opción soñada por los conservadores norteamericanos. Sin embargo, tienen a Donald Trump, al que Arnold Schwarzenegger ha calificado de "peor presidente de la historia". 

El actor, en un extenso, aplaudido y viralísimo vídeo, ha lanzado un mensaje a sus compatriotas estadounidenses, que ha empezado recordando que nació en Austria, por lo que está familiarizado con el nazismo, todo para señalar que el asalto al Capitolio es comparable con uno de los momentos más dramáticos del nazismo en Alemania. 

La Noche de los Cristales Rotos tuvo lugar en 1938, cuando los nazis, en un preludio de lo que sería la II Guerra Mundial y el Holocausto, atacaron las casas y los negocios de los judíos en Alemania. 

ADEMÁS: 20 datos imprescindibles de Joe Biden

"El miércoles era el Día de los Cristales Rotos en Estados Unidos, pero los cristales rotos fueron las ventanas del Capitolio. No sólo tiraron las puertas que acogen la democracia norteamericana, sino que pisotearon los principios sobre los que se fundó este país", señala. 

Un asalto que Arnold Schwarzenegger tiene claro que fue instigado por Donald Trump, favoreciendo un "golpe engañando a su gente con mentiras. Intentó revertir el resultado de unas elecciones que fueron justas". 

Por este motivo, y algún que otro más, Trump "es un líder que ha fallado y pasará a la historia como el peor presidente de la historia. Lo bueno es que en poco tiempo será tan irrelevante como un viejo tuit". De hecho, si nada cambia, el 20 de enero será el día en que Joe Biden se convierta en el 46ª presidente de Estados Unidos, relevando a Donald Trump. 

En un momento del emotivo discurso, el actor saca la espada de Conan y la muestra a cámara. "Nuestra democracia es como el acero de esta espada, cuanto más se templa, más fuerte será. Para aquellos que piensan que pueden revocar la Constitución de los Estados Unidos, sepan que nunca ganarán"

ADEMÁS: Un paseo por el Madrid histórico cubierto de nieve

Arnold Schwarzenegger termina el discurso citando a Theodore Roosvelt: "El patriotismo significa apoyar al país, no significa apoyar al presidente". Dando ejemplo, el actor felicita a Joe Biden y le invita a hacerlo lo mejor posible. "Tu éxito, será nuestro éxito como país". 

Si este discurso no está el temario de historia contemporánea de todos los colegios de Estados Unidos el curso que viene, será que el mundo está más descarriado de lo que parece. 

Y si el Partido Republicano no hace todo lo que esté en su mano para que Arnold Schwarzenegger sea su candidato en 2024, será porque Donald Trump tiene los tentáculos mucho más largos de lo que cabría esperar en el partido conservador. Por cierto, tendría 77 años y, eso sí, habría que cambiar la Constitución porque, de momento, sólo pueden presentarse personas nacidas en Estados Unidos. 

Fotos y vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Escribo este artículo para nadie porque ¿quién demonios se acuerda de Éric Rohmer? Murió en 2010 y su cine (tan francés) es una celebración de la sentimentalidad y las horas dulcemente perdidas en interminables paseos sin propósito. Las películas de Rohmer siempre (o casi siempre) se desarrollan durante las vacaciones. Él decía que ahí, en ese tiempo libre ajeno a la tiranía laboral, es donde se halla la verdadera vida.

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando hablamos de Mario Casas (A Coruña, 1986) ¿a quién nos referimos exactamente? ¿A un ídolo de adolescentes a punto de que caduque su esplendor juvenil? ¿O a un intérprete de los pies a la cabeza aclamado por crítica y público? Ambas cosas quizás, como bien saben sus seguidores y seguidoras desde los tiempos en que interpretara a un jovencísimo Ulises en la serie  El Barco o a Aitor en Los Hombres de Paco

Ver resumen Ocultar resumen

Quien pasee estos días por el centro de Madrid hallará la efigie del insigne Eddie Murphy en el mismísimo Teatro Real. Lo que más se ve son los colores del reino de Zamunda refulgiendo en la gris fachada de la ópera madrileña pero, al fijarse, la (o el) viandante reconocerá sin duda alguna esa sonrisa tan de Eddie, el hombre que hizo reir al mundo con las flatulencias de El profesor chiflado.

Páginas