Ver resumen Ocultar resumen

¿Billy qué? Vale, si eres millennial o posterior quizá no sepas de grandes comedias menores como Cuando Harry encontró a Sallty, Cowboys de ciudad u Olvídate de París. Bueno, habrá quien coloque Cuando Harry encontró a Sally en otra categoría superior. Quizás. A ver. Estamos hablando de películas que han envejecido regular pero siguen teniendo un encanto especial.

Ver resumen Ocultar resumen

Vale, es Navidad. Pero ello no nos obliga a releer el cuento de Dickens todos los días de Dios y, en todo caso, recuperaremos Plácido de Berlanga, que es nuestro ¡Qué bello es vivir! pero a la inversa, con toda la negrura que en Capra era optimismo.

Pero a lo que vamos.

¿Qué ver este finde de manta y sofá?

Ver resumen Ocultar resumen

La clave es vibrar por encima de 25,5 hz

Ver resumen Ocultar resumen

Por mucho que diga Carlos Boyero y muy bien que esté Gary Oldman (que lo está) opinamos que Mank es una película cuyo exceso de cinefilia hace que tienda al bostezo y, sinceramente, tampoco logra transmitir la fascinación que un personaje como Herman J. Mankiewicz debiera, presuntamente, provocar.

O sea, que sí, se puede ver y mejor si se elige la sobremesa y en medio introducimos una breve cabezadita.

Oiga, pero qué dice usted, esto es una obra maestra, la dirige David Fincher, el de Seven.

Ver resumen Ocultar resumen

Dejemos a un lado las comedias imperecederas que resultan más obvias (Buster Keaton, Chaplin, Harold Lloyd) y vamos a unas cuentas piezas maestras o de culto que hicieron grande el cine antes de que escucháramos la voz de sus intérpretes.

¿Y cómo ver estas películas?

Pues rastreando en Filmin, YouTube o la sección de DVD's de su tienda preferida.

Nadie dijo que fuera fácil adentrarse en la prehistoria de la cinematografía internacional.

Vamos a ello (sin orden cronológico pero con concierto).

Ver resumen Ocultar resumen

Si perteneces a eso que llaman generación millennial, no sabrás de quién te hablamos. Así son las cosas. Pero cuando los dinosaurios dominaban la tierra, allá por los 80, Chevy Chase era uno de los astros más fulgurantes de la comedia estadounidense y compartía podio con Richard Prior, John Candy y Gene Wilder.

Comenzó, como tantos cómicos norteamericanos, en Saturday Night Live, el incombustible espacio de humor que sigue (a día de hoy) aportando talento al show bussines mundial.

Ver resumen Ocultar resumen

Primera celebrity en hacerlo

Ver resumen Ocultar resumen

Llega el 5 de marzo a Amazon Prime Vídeo

Páginas