Ver resumen Ocultar resumen

Exigencias del guión para su nueva película

Ver resumen Ocultar resumen

Si los estadounidenses tienen ¡Qué bello es vivir!, en España está Plácido para ver en Navidad. Una obra maestra sin paliativos. Película navideña ferozmente contraria a todo espíritu de paz, amor y concordia. Porque Plácido es un daguerrotipo berlanguiano (pero también goyesco y muy Gutiérrez Solana) que provoca la risa para acabar congelándola en un rictus de dolor.

Bueno, como en ¡Qué bello es vivir! Más o menos.

Ver resumen Ocultar resumen

No sólo de John Ford vive el aficionado al western (ni tampoco ha de limitarse el catálogo de cine del Oeste a lo que ponen en Telemadrid o 13TV después de comer) y hay películas de pistoleros muy reivindicables aún siendo heterodoxas, raras y bastante actuales.

Los clásicos son clásicos y usted debiera ir ahora mismo y volver a ver Centauros del desierto, obra maestra sin paliativos.

Aquí van, sin orden ni concierto, algunos títulos que recuperar para la causa.

Ver resumen Ocultar resumen

Una vez hecha la pertinente propaganda y proclamarse a los cuatro vientos que el disfraz de Glenn Close como abuela hillbilly puede llevarle al mismísimo Oscar, llegaron las críticas y fueron demoledoras. Y quien firma estas líneas se suma a la decepción por Hillbilly Elegy, adaptación de un texto autobiográfico que tuvo su impacto porque reivindicaba la solidez de los valores de la población blanca de los Apalaches, castigada por la miseria y la droga.

Ver resumen Ocultar resumen

Bombazo inesperado para acabar el año

Ver resumen Ocultar resumen

Alerta spoiler: no son nada baratas. 

The Mandalorian está consiguiendo restaurar la confianza de los fans en la saga Star Wars. Una serie de calidad, con un presupuesto inimaginable y un reparto sensacional, cuya segunda temporada está actualmente en emisión. 

Obviamente, para sufragar ese presupuesto demencial, hay que recaudar fondos y en eso Disney no tiene rival. 

Páginas