Series en las que mataron a sus protagonistas sin necesidad

Aunque no nos guste, hay veces que las muertes de los protagonistas de nuestras series favoritas son necesarias, ya sea por darle sentido a la misma trama o por generar una reacción en el resto de personajes.

Pero, ¿qué pasa cuando estas muertes suceden en el último episodio, cuando ya no hay más trama que contar, ni más reacciones que generar? Que los fans pueden llegar a sentirse estafados porque, ¿para qué matar a un personaje al que le hemos cogido cariño sin necesidad?

Algunos argumentarán que los finales felices no son siempre los mejores pero, ¿quién necesita ver penas innecesarias? Hemos recopilado las muertes más absurdas de las series de televisión.

Aviso, a partir de aquí, lean bajo su responsabilidad

Fermín, en 'El Internado'

En esta serie muere hasta el apuntador. Algunas muertes nos importan más, y otros menos, como la de Cayetano, que pasó sin pena ni gloria, o la de Roque, de la que nos alegramos profundamente. Pero si hay una muerte que nos hizo poner el grito en el cielo, fue la de Fermín.

Recapitulemos. El cocinero de El Internado era en realidad un espía encubierto que pasa las de Caín a lo largo de las siete temporadas que duró la serie. Le envenenaron, se contagió del virus mortal que pululaba por el colegio, se enfrenta a un grupo de nazis que había por ahí, está a punto de morir tras pisar una mina que había enterrada y, cuando por fin parece que va a ser feliz junto a María, muere a manos del teniente Garrido... ¡en el último capítulo de la serie! ¿De verdad era necesario?

Merlí en 'Merlí'

Merlí era el profesor que todos hubiésemos querido tener en el instituto. Irreverente, bastante laxo con las normas y preocupado por sus alumnos. Pero preocupado de verdad, sin poses. Y además, aunque a veces pudiese resultar incómodo, te hacía pensar, madurar y, en definitiva, crecer.

El último capítulo de su tercer y última temporada es muy emotivo. La despedida de sus alumnos preferidos, los Peripatéticos, se le hace dura y se sienta en su escritorio a recordar lo vivido. Y, en ese momento, cae desplomado sobre la mesa a causa de un ictus. Hasta el último momento estuvimos esperando que se recuperase, sobre todo cuando nos enterábamos de que Gina, su novia, esperaba un hijo. Pero no, los guionistas no tuvieron piedad y se cargaron al protagonista de la serie en el último capítulo. Todavía se nos saltan las lágrimas al recordarlo.

David y Lisa en 'David el Gnomo'

Y he aquí las imágenes que traumatizaron a varias generaciones. La serie que intentaba transmitir buenos valores a las generaciones de niños de los 80 y 90, no tuvo un final feliz, que digamos.

David el Gnomo, junto a su amada Lisa dejan libre a su zorro, que llora desconsoladamente porque sabe lo que va a ocurrir, y ambos se cogen de la mano y se preparan para su final.  “Adiós mi querido David, mi amor mi compañía” “Adios mi querida Lisa, gracias por el amor que me has dado”. Y así, tras esta despedida, mueren y se convierten en árboles. Y tras esto, miles de niños en sus casas se pillan una rabieta de espanto.

Oliver Queen en 'Arrow'

Oliver Queen, un multimillonario y mujeriego, se pasa cinco años en una isla aparentemente desierta (que sí, que ya lo sabemos, que de desierta nada) y vuelve a Starling City convertido en el superhéroe Arrow.

Después de salvar al mundo de los criminales más despiadados durante varios años, y de ver morir a la gente que más le importaba, los guionistas de la serie decidieron que no era suficiente, y lo mataron. Menos mal que en las series y películas de superhéroes les gustan mucho las realidades paralelas y los saltos en el tiempo y no descartamos ver a Oliver por alguna película del universo DC.

Sabrina en 'Las escalofriantes aventuras de Sabrina'

Poco queda de la amable e infantil Sabrina de 'Cosas de Brujas' en la que está inspirada la serie de Netflix. En 'Las escalofriantes aventuras de Sabrina' nos encontramos en un mundo más oscuro y más humano, más real, con peligros y tentaciones a las que todos podríamos sucumbir.

Sabrina no está exenta de ello y a lo largo de las cuatro temporadas que ha durado la serie ha caído en la tentación más de una vez. Por eso nos caía bien. Y por eso no entendemos por qué razón tiene que morir en el último capítulo segundos antes de que todo se solucionase. Si sólo hubiese respirado unos segundos más... pero no, murió. Y como consecuencia de ello, Nick se suicidó para reunirse con ella (muy acertados no estuvieron ahí, no). Y todo eso al final, cuando ya no afectaba en nada si morían o vivían.

Bonus track: Jack en Titanic

Vale, esto no es una serie, pero ocupa el puesto más alto en la lista de las muertes más absurdas de la ficción. Porque todo el mundo lo sabe: ¡Jack cabía en esa tabla!

SARA FLAMENCO

ADEMÁS: 'El sabor de las margaritas', un thriller gallero

Ver resumen Ocultar resumen

Si te encanta pasar miedo con las mejores series de terror, Netflix es tu gran gurú y la próxima fecha a apuntar es el 13 de agosto, porque es cuando se estrena Brand New Cherry Flavor una nueva miniserie de terror sobrenatural que esperemos que esté a la altura de La maldición de Hill House.

O por lo menos que llegue al nivel de La maldición de Bly Manor, que no tiene la misma calidad que su predecesora pero tampoco está nada mal.

Ver resumen Ocultar resumen

Euphoria fue la gran revelación de HBO de 2019. Protagonizada por Zendaya, enganchó a adolescentes y no tan adolescentes de todo el mundo tratando temas controvertidos como las drogas, el sexo, la violencia, los problemas de identidad, los traumas, las redes sociales, el amor y la amistad.

Ver resumen Ocultar resumen

Kiko Rivera nacía en 1984. Sí, sólo tiene 37 años. 

Homer Simpson lo hacía cinco años más tarde, en 1989

Tanto uno como otro han tenido relevancia casi desde su nacimiento. Un nacimiento que, además de un lustro de diferencia, tiene miles de kilómetros de distancia. 

Páginas