Series para pasar el puente a resguardo del aburrimiento

Pues ya está aquí el puente del 12 de octubre, extranísimo puente porque hay confinamiento (o similar) en algunos territorios y luego que con la Covid 19 ya no sabe una qué hacer o qué no hacer. Siempre nos quedarán las series. Y hay muchas con las que se puede maratonear y pasar en el sofá parte (o la totalidad) de estos tres días de asueto.

Vamos a hacer un repasito.

De todo hay.

A ello.

The boys (T2)

Continúa la revisión del relato superheróico que supone The boys, con malos que son buenos y buenos que son malos y todo ese orden inverso que ya se apunta en ficciones oscuras como Watchmen o algunos episodios de Batman y hasta en ciertos ángulos de la Marvel. Esta serie se emite en Amazon Prime y cuenta con una furibunda masa favorable. Habrá que probar.

Cobra Kai

La continuación adulta de Karate Kid invierte los papeles y el villano se convierte en otra cosa y Ralph Macchio no es tan candoroso como cuando daba cera y pulía cera. Una vuelta de tuerca que ha provocado división de opiniones. En Netflix está entre lo más visto. La controversia siempre es buena.

Territorio Lovecraft

El viaje emprendido por dos hombres y una mujer de origen afroamericano, allá por los 50, en busca de un fantasma del pasado. Nueva Inglaterra. Paisajes apacibles tras los que se esconden amenazas. Racismo. Lovecraft como evocación del miedo. Una serie de HBO que (también) provoca opiniones diversas.

Emily in Paris

¿En serio? París, la moda y Lilly Collins. Venga, ¿por qué no? Habrá que echar un vistazo a esta serie que hay quien compara con Sexo en Nueva York. Eh... bueno... sí... pero el puente puede hacerse largo así que allá cada cual. Está en Netflix.

Doom Patrol (T2)

Ya está la segunda temporada de una serie con superhéroes de la DC que no son tan populares como otros pero merecen su oportunidad. En HBO.

Detlev Rohwedder, un crimen perfecto

Serie documental de rigorista factura alemana sobre un true crime que quedó sin resovler: el asesinato de Detlev Rohwedder, el hombre a quien se encargó la operación de privatizar todo lo privatizable en la recién caída República Democrática Alemana. Un crimen unido al clima surgido tras la caída del Muro de Berlín. Y con la Fracción del Ejército Rojo y otras pistas problables. En Netflix.

ADEMÁS: 20 series que han cumplido 20 años este 2020

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Los 90 fueron terreno abonado para los slasher. Este género que nació a finales de los 70, con Halloween y floreció durante la década de los 80, tuvo una segunda edad dorada en la última década del siglo XX con títulos como Scream, Destino final y, Sé lo que hicisteis el último verano.

Ver resumen Ocultar resumen

Separarte de la persona con la que creías que ibas a construir un proyecto de vida hasta el final, siempre es duro. Es un proceso muy personal lleno de subjetividades que no pueden entender aquellas personas ajenas a la relación, y es lo que nos trae Hagai Levi con su reinterpretación del clásico de Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio.

Ver resumen Ocultar resumen

La pregunta ha sido lanzada por Quique Peinado en un tuit con su correspondiente errata (¡ningún tuit perfecto!). Pero se entiende lo que quería transmitir. Y claro que lo ha entendido el personal. El propio Quique Peinado mencionaba Dawson crece como ejemplo de serie con protagonista involuntariamente idiota. O sea, en el guión tenía que ser el bueno, el admirado, el papel positivo, el personaje principal al que venerar.

Y no.

Caía mal.

A Quique Peinado al menos. Y hay más ejemplos

Páginas