Si Broncano gafó a todos los de la foto, se dice y punto

¿Es David Broncano un poco gafe? Si la respuesta se juzga por esta foto, la respuesta es un sí rotundo. 

El presentador de 'La Resistencia' ha pasado una semana más feliz que un niño en un parque de atracciones. El motivo ha sido la celebración del Mutua Madrid Open, donde ha podido entrevistar a Roger Federer. 

Precisamente en el marco del torneo tuvo lugar esta foto. En ella vemos al propio David Broncano abrazado a Rafa Nadal y a Brahim Díaz y Vinicius, jugadores del Real Madrid

La foto, compartida por Brahim Díaz, fue tomada el sábado, justo antes de que Rafa Nadal jugara las semifinales del torneo contra Stefanos Tsitsipas y un día antes de que el Real Madrid se midiera a la Real Sociedad en Anoeta. 

ADEMÁS: Así responde Broncano a Carmena

La casualidad quiso que, Rafa Nadal cayera derrotado por Tsitsipas en la semifinal y que el Real Madrid se llevara un 3-1 en San Sebastián. ¿Casualidad o gafe?

Si analizamos los antecedentes, David Broncano es sospechoso por dos flancos. Por un lado, su pasión por Roger Federer, pudo llevarle a gafar a Rafa Nadal para que éste cayera en semis. Por otro lado, el presentador de 'La Resistencia' es un reconocido atlético.

ADEMÁS: 

¿Utilizó David Broncano algún tipo de amuleto, cedido por 'Mr. Chaman' para dar mala suerte a sus compañeros de foto? ¿Es posible que no le gustara que Brahim Díaz pidiera títulos para la instantánea? 

Sea como sea, Broncano es el único que no ha salido derrotado este fin de semana. Que sepamos. De todos modos, sus compañeros respiran tranquilos, toda vez que el late night ya ha sido renovado por dos temporadas por Movistar+. No está el panorama como para jugársela a la suerte. 

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Madrid es libre. 

Por fin. 

Cualquiera diría que el PP no lleva gobernando 26 años en la Comunidad de Madrid, viendo la campaña que han hecho. 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Páginas