"Stefani Germanotta, nunca serás famosa" o el grupo de Facebook que la pifió

"Stefani Germanota, nunca serás famosa". 

Nunca una predicción con tan mala leche fue tan desatinada. 

Aunque cueste creerlo, hubo un grupo de Facebook que tenía este título y una foto de Lady Gaga (Stefani Germanotta es su verdaderon nombre) en portada. 

El grupo había sido creado por los compañeros de la Tisch School of Arts, que pertenece a la Universidad de Nueva York. De hecho, la cantante abandonó sus estudios allá por 2006, para dedicarse por completo a la música. 

ADEMÁS: Así ha sido la solitaria salida de Donald Trump de la Casa Blanca

Por suerte para ella, no tuvo que esperar demasiado para cerrar la boca a sus antiguos compañeros, pues en 2008 se lanzaría The Fame, su primer álbum, con título dedicado a todos sus haters. 

Un primer álbum que ya le valió el éxito mundial, gracias a canciones como Just Dance o Paparazzi, pero que le dio una dimensión que poco o nada tiene que ver con lo que es Lady Gaga en la actualidad

Y es que, a sus 34 años, este 20 de enero Lady Gaga alcanzó uno de los momentos cumbre de su carrera, cantando de forma magistral el himno de Estados Unidos en la toma de posesión de Joe Biden

ADEMÁS: Jonathan Cohen, el diseñador mexicano que vistió a Jill Biden

Seguro que a los miembros de este cruel grupo de Facebook les sigue escociendo que Stefani Germanotta, la que no iba a ser famosa, sea una de las personas más famosas del mundo

No obstante, es más que probable que lleven desde el mismo 2008 rabiando. Así, a vuelapluma, podemos decir que Lady Gaga tiene 11 Grmmys, un Oscar, dos Globos de Oro, es un referente musical, un referente para el colectivo LGTBIQ+, ha vendido más de 150 millones de sencillos y es una influencer como pocas. Ah, y supera los 84 millones de seguidores en Instagram

Lo dicho, nunca un grupo de Facebook tuvo un nombre tan desafortunado. Sobre todo para sus 12 miembros. 

Fotos y vídeo: Instagram y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Hemos disculpado durante tantos años la promoción de toxicidad, violencia y analfabetismo que se da en ciertos programas televisivos que ni nos quedan fuerzas para el cargo de conciencia. Pero quizá sea mi educación en colegio de curas lo que me ha hecho pensar en los días en que le reíamos las gracias a Carlos Navarro, alias El Yoyas, animal televisivo surgido en el Gran Hermano primordial y alimentado con ingentes cantidades de basura en Crónicas marcianas y otros espacios similares.

Ver resumen Ocultar resumen

Después de las vacunas, por sentido común, éste puede ser el experimento que mayor expectación ha causado en el mundo en 2021

Bueno, en el mundo tuitero. 

Vale, en el mundo tuitero de España. 

Ver resumen Ocultar resumen

¿Dónde está el límite para aceptar en democracia a quienes pretender socavar el sistema democrático, echar de España a quien no piensa como ellos y vociferar molestamente en radios y televisiones? Desde lo del otro día de Rocío Monasterio y Pablo Iglesias (y aún antes) estamos preguntándonos la cosa. Ignatius Farray, también preocupado por estas cuestiones trascedentales, ha lanzado un tuit al respecto.

Fascismo del bueno pertenece a la terminología de Ignatius.

Y sobre el fascismo y cómo soportarlo se habla aquí.

Atención.

Páginas