Steve Martin + Selena Gómez = Sólo asesinatos en el edificio

Hay dos géneros que triunfan hoy día en todas las plataformas de streaming, el denominado como true crime y la comedia. Pues bien, si pudiéramos mezclarlos en una coctelera y remover bien fuerte añadiendo como ingredientes extra una idea original nacida de la mente del genio del humor Steve Martin, el ímpetu y frescura de la actriz Selena Gómez y la brillantez del actorazo Martin Short, el resultado, al menos, promete.

Para los que no lo sepan, el true crime es un género -o más bien un subgénero- que aborda dentro de sus historias el tema de la investigación y reconstrucción de crímenes reales y de ello son muy, pero que muy aficionados Charles, Oliver y Mabel, tres vecinos de un mismo edificio -Arconia-, un exclusivo bloque de apartamentos de Upper West Side, en pleno centro de Nueva York, que trasladarán su afición a su vida real tras el escalofriante asesinato del vecino del noveno en el que se implicarán e involucrarán con la idea de resolverlo utilizando todos sus conocimientos sobre el tema.

Con Solo asesinatos en el edificio, evidentemente, no hablamos de un true crime en sí, sino de una serie de ficción, que además incluye ingentes dosis de comedia, y en la que, sobre la base de que nuestros tres protagonistas son auténticos frikis de la investigación de crímenes, encontrarse de bruces con uno les ayudará a llegar al límite de su frikismo criminólogo.

Trabajando en la resolución del crimen, los tres protagonistas de la historia irán además descubriendo todos los secretos que esconde su edificio desde hace décadas y que irán grabando en un podcast similar al que el que ellos mismos escuchaban como aficionados y al que pondrán por título Solo asesinatos en el edificio (todo acorde con estos tiempos que corren). Un embrollo que los lleva a que, incluso, cualquiera de los tres podría haber sido el propio asesino

Y ADEMÁS: Ella pudo protagonizar ‘Friends’: el casting que lo hubiera cambiado todo

La idea de esta serie, como comentábamos al principio, parte de una idea original del gran Steve Martin, en la que trabaja de la mano de John Robert Hoffman (Grace and Frankie) y en la que colaboran como guionistas junto a ellos Kirker Butler, Kristin Newman y Ben Smith, además de Jamie Babbit, Cherien Dabies, Gillian Robespierre y Don Scardino en la dirección.

Solo asesinatos en el edificio (Only Murders in the Building) es una de las series más esperadas del año y ya podemos disfrutar de ellas en el Canal Star de Disney+ desde este pasado 31 de agosto. En su primera temporada cuenta con diez episodios de 30 minutos cada uno.

Seguro que se nos queda corta…

ANTONIO SÁNCHEZ

Fotos: Gtres / Vídeos: YouTube

Y ADEMÁS: La transformación de Cameron Díaz película a película

Ver resumen Ocultar resumen

Las redes sociales, en general; y algunas personas, en particular, tienen un problema de comprensión

Por un lado, en las redes sociales puedes poner la mayor burrada del mundo, intentando hacer una broma, que siempre habrá alguien que se lo tomará en serio. 

Por otro lado, esta gente a la que esquivan las bromas, además de una nula capacidad de comprensión para la chanza, son de piel fina o aprovechan la broma para dárselas de listos

Ver resumen Ocultar resumen

El terror se cierne sobre nosotros. Este mes de septiembre el miedo entrará como una riada en nuestros hogares de la mano de Disney+ y de la franquicia American Horror Story, ya que en pocos días veremos como llegan a nuestras pantallas la décima temporada de esta terrorífica serie de culto y el spin off American Horror Stories.

Ver resumen Ocultar resumen

Arden las redes sociales (o, al menos, están un poco caldeadas) porque la primera imagen de Dexter con su hijo (ya crecidito) ha sido exhibida. Es la de ahí arriba. Dexter fue un éxito televisivo, acuérdense, que convertía a un psychokiller en personaje con ánimo de matar sólo a quien se lo mereciera aunque, en el fondo, le dieran ganas de llevarse por delante a todo ser humano.

Relataba Dexter la lucha de un asesino en serie por ser una buena persona.

Páginas