'Sweet Tooth' o la historia del niño ciervo

Netflix estrena el 4 de junio una de sus series más curiosas y más esperadas: Sweet Tooth. Basada en un cómic de DC, esta ficción nos habla de un futuro distópico en el que un virus ha matado a millones de personas en todo el mundo. De qué nos sonará esto...

El caso es que, como consecuencia de este virus o como causante del mismo, han aparecido híbridos mitad humanos, mitad animal. Como todo el mundo desconoce su origen y no saben si han sido los que han traído el virus que ha asolado a la humanidad, muchas personas les tienen miedo y deciden cazarlos. Por no hablar de los seguidores de un extraño culto, que también quieren hacerse con ellos...

Y así es como conocemos a Gus, un híbrido mitad humano-mitad ciervo que vive sólo en el bosque huyendo de aquellos que le quieren matar hasta que encuentra a Jepperd, un vagabundo solitario con el que emprenderá un viaje en busca de sus propios orígenes.

Gus y Jepper comienzan su aventura a través de las ruinas de Estados Unidos para llegar a La Reserva, un lugar seguro para los de la condición de Gus. Pero por el camino se encontrarán con enemigos y aliados que harán que el pequeño Gus descubra el peligro que existe fuera de su pequeña cabaña. Este viaje no sólo nos enseñará el secreto del origen de Gus, sino también el pasado de su nuevo amigo Jepperd.

La serie está compuesta por ocho episodios de una hora cada uno y está basada en la novela gráfica de Jeff Lemire. Pese al tono aterrador de la historia, los productores Robert Downey Jr. y Susan Downey han tenido la intención de realizar una serie apta para todos los públicos

El encargado de interpretar al pequeño Gus es Christian Convery, Morganen en la serie Pup Academy, que empezó a trabajar como interprete con 4 años en episodios puntuales de series como Van Helsing y Sobrenatural. Por otro lado, Nonso Anozie que interpretó a Zaro Zhoan Daxos en Juego de Tronos, será Jepperd su compañero de viaje.

Otros personajes destacados son el Dr. Singh (interpretado por Adeel Akhtar) o la niña Wendy, una híbrido porcina (Naledi Murray). Además del padre de Gus (Will Forte), Bear (Stefania LaVie Owen), Rani Singh (Aliza Vellani), el General Steven Abbot (Neil Sandilands), Aimee (Dania Ramirez) o James Brolin actuando como narrador.

Jim Mickle es el director de esta distopía a pesar de que, hasta ahora, se haya movido en el terreno de las producciones de terror de bajo presupuesto y los thrillers como Stake Land (un mundo postapocalíptico asolado por una plaga de vampiros), Somos lo que somos (película que narra la historia de una familia de caníbales), Frío en Julio o Hap and Leonard. Además, Mickle actúa como showrunner junto a Beth Schwartz, de la serie Arrow.

“Queríamos hacer un espectáculo que ofreciera evasión y aventura, y en el que la naturaleza reclamara el lugar que merece en el mundo. En muchos aspectos es como un cuento de hadas”, ha dicho Mickle.

ADEMÁS: 'Panic', nueva serie de terror con unas gotas de distopía

Ver resumen Ocultar resumen

La tranquilidad que ha envuelto la actual realidad de los protagonistas de The Walking Dead no es más que un velo que esconde la tensión con la que están viviendo en Alexandria. La aún desconodida comunidad es la protagonista de la 13ª entrega de esta quinta temporada. En el capítulo Forget, Rick y los suyos tratan de acoplarse a un modo de vida que parecía obsoleto. Eso sí, con un plan B para tomar la comunidad si fuera necesario. 

Ver resumen Ocultar resumen

Durante dos temporadas de House of Cards, ni una sola lágrima había derramado Frank Underwood. Al menos, nunca se le vio abatido. Siempre era el rostro de la victoria, aunque no fuese el favorito (uno de los siete motivos por los que adoramos a Frank Underwood). Hasta el segundo capítulo de esta tercera temporada.

Ver resumen Ocultar resumen

Si había un regreso esperado, ése era el de House of Cards. El pasado 27 de febrero, la espera tocaba a su fin. Volvía Frank Underwood a la vida de su legión de fieles. Netflix daba paso a los 13 capítulos de la tercera temporada de una producción que amenaza con convertirse en mito. Si no lo es ya

Páginas