Terror en la grada de 'Pasapalabra'

Que el cambio de canal le ha sentado de maravilla a Pasapalabra, es un hecho. 

Que a Roberto Leal le sienta de maravilla el formato, no así el juntarse con infectados de coronavirus, también lo es. 

Ahora, lo que también es innegable es que los responsables del público son auténticos agentes del caos que alucinaron con el Joker de Joaquin Phoenix. De no ser así, no se entiende el aspecto de psicópatas que tienen los espectadores que acuden al plató, con las mascarillas que les han dado. 

Para guardar la distancia social en la grada, Pasapalabra tuvo la genial idea de poner figuras de cartón piedra de los presentadores de los concursos de la tarde de Antena 3. Ideaza y, además, en posturas cachondas. Nuestros dieses. 

ADEMÁS: ¿Quién es mayor: Ester Expósito o Aitana? El gran juego de las edades

Ahora, lo de poner mascarillas con sonrisas de oreja a oreja, literal, a la gente del público, da más miedo que alegría

Sonrisas dignas de Twisty, el payaso de American Horror Story, o el legendario Joker de Heath Ledger. Lógico que nadie consiga terminar el rosco últimamente, sabiendo que estás a escasos metros de una banda de psicópatas. 

Obviamente, los tuiteros se han percatado del asunto y, como era de esperar, lo han comentado y han hecho las chanzas pertinentes. No se esperaba menos. 

Lo mejor es que, a pesar de los comentarios, en Pasapalabra no se bajan de la burra y mantienen las mascarillas en la grada. Lógicamente, dirá que si algo funciona, y el concurso va como un tiro, no hay que tocarlo, por lo que esas mascarillas creepy van a estar ahí hasta que no tengan dientes, pues el programa no apunta a desfallecer a corto o medio plazo. 

Fotos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Vicky Larraz siempre ha tenido las cosas muy claras. Y eso se nota. Es una de esas mujeres de rompe y rasga, que impone y cuya presencia notas en una habitación, aunque no la hayas visto entrar. Toda una mujer de bandera que, como el buen vino, ha ganado con los años. Y cuando decimos que ha ganado, hablamos en el espectro más amplio de la palabra. Estoy en mi esencia más plena, inteletcual, emocional y sexual. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Si ha habido un programa que mejoraba con la traducción y que tenía enganchados a la televisión a una legión de fieles ese ha sido Humor Amarillo. Un Gran Prix a la japonesa, con lo que todo implica: el barro, los disfraces absurdos, el agua y los gritos de huida se convertían en los ingredientes con los que componer un programa que junto a Pressing Catch eran dos de esos imprescindibles noventeros. Y  como éste también tuvo un exitoso regreso en Cuatro.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Pese a no llegar aún a la veintena de años Kendall Jenner ya es de esas chicas que puede decir que son archiconocidas en el mundo gracias un reallity show que cuenta las venturas y desventuras de sus familia Keeping up with the Kardashians.

Páginas