Terror en la grada de 'Pasapalabra'

Que el cambio de canal le ha sentado de maravilla a Pasapalabra, es un hecho. 

Que a Roberto Leal le sienta de maravilla el formato, no así el juntarse con infectados de coronavirus, también lo es. 

Ahora, lo que también es innegable es que los responsables del público son auténticos agentes del caos que alucinaron con el Joker de Joaquin Phoenix. De no ser así, no se entiende el aspecto de psicópatas que tienen los espectadores que acuden al plató, con las mascarillas que les han dado. 

Para guardar la distancia social en la grada, Pasapalabra tuvo la genial idea de poner figuras de cartón piedra de los presentadores de los concursos de la tarde de Antena 3. Ideaza y, además, en posturas cachondas. Nuestros dieses. 

ADEMÁS: ¿Quién es mayor: Ester Expósito o Aitana? El gran juego de las edades

Ahora, lo de poner mascarillas con sonrisas de oreja a oreja, literal, a la gente del público, da más miedo que alegría

Sonrisas dignas de Twisty, el payaso de American Horror Story, o el legendario Joker de Heath Ledger. Lógico que nadie consiga terminar el rosco últimamente, sabiendo que estás a escasos metros de una banda de psicópatas. 

Obviamente, los tuiteros se han percatado del asunto y, como era de esperar, lo han comentado y han hecho las chanzas pertinentes. No se esperaba menos. 

Lo mejor es que, a pesar de los comentarios, en Pasapalabra no se bajan de la burra y mantienen las mascarillas en la grada. Lógicamente, dirá que si algo funciona, y el concurso va como un tiro, no hay que tocarlo, por lo que esas mascarillas creepy van a estar ahí hasta que no tengan dientes, pues el programa no apunta a desfallecer a corto o medio plazo. 

Fotos: Atresmedia

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Han pasado  más de dos décadas desde que dejó de emitirse la El Príncipe de Bel Air y son muchos los que aún recuerdan a Carlton Banks, el personaje más entrañable de la serie. Un pijo bonachón al que su primo Will Smith siempre conseguía inmiscuirle en todas sus bromas y en todo tipo de situaciones surrealistas.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Los 90 pueden catalogarse como la década de las series en las que un grupo de colegas de instituto centra la trama. De una y otra forma había  varias series por el estilo; El Príncipe de bel air, Yo y el mundo o Salvados por la campana. En esta última serie destacaba Zack Morris, que era un tipo que molaba mucho durante esos. Digamos que a día de hoy se diriía que marca tendencia.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Ocurre que algunos actores durante una época aparecen en los títulos de crédito de casi cualquier producción cinematográfica y después dejan casi de existir de repente. Vas un viernes al cine y ahí está su última peli de estreno con la que tanto esperabas reírte, pero de pronto un día ya no está en cartel. Deja de ser el protagonista; su cara ya no llena marquesinas y  pasa el tiempo hasta olvidarlo

Páginas