'The Leftovers', la serie con la que sufrirás, disfrutarás, llorarás y seguirás sin entenderla

El 14 de octubre de 2011, el 2% de la población mundial desaparece sin dejar rastro. La premisa de The Leftovers, en su capítulo piloto, tenía el sello inconfundible de Damon Lindelof. El creador de Perdidos parecía iba a seguir haciendo de las suyas, esta vez con el sello de calidad de HBO detrás. 

Tres temporadas después, y a un capítulo de despedir la serie, estamos en disposición de decir que nos equivocamos por completo. 

The Leftovers nunca intentó responder al misterio de La Ascensión, como la llamaron. Ni siquiera se han recreado en los puntos sobrenaturales que ha tenido la serie en varios capítulos. Todo lo contrario. La trama se ha centrado en ver cómo reaccionaba el 98% de la población restante a una desgracia como la ocurrida

Tres temporadas más tarde, sabemos que esa reacción ha sido una depresión planetaria, con trazas suicidas y una sociedad enloquecida por su propia miseria. 

patty-es-uno-de-los-personajes-capitales-en-la-historia-de-kevin-garvey

ADEMÁS: 16 series imprescindibles para este verano

The Leftovers es una de esas series que cuesta explicar de qué van pero que se disfruta desde el primer minuto. El motivo es su emotividad. Cada escena va directamente al estómago. A las entrañas. No tienen problemas en mostrar continuos intentos de suicidio o en ver cómo uno de los protagonistas tira a una menor a un pozo. La serie es desgarradora y fascinante a partes iguales. 

Y lo mejor es que, con el paso de los capítulos, no ha parado de crecer. Su primera temporada nos puso en situación y nos dejó claro que muchas preguntas iban a quedar sin respuesta. La segunda, ya en Milagro, nos mostró como se puede generar tensión, con un ritmo lento y cansino. 

nora-durst-y-matt-jameson,-dos-hermanos-angustiados-y-sufridores

La tercera está siendo la culminación de un camino preparado para un final apoteósico y dramático. Cada vez más pesimista. Cada vez más dura de ver. Cada vez más adictiva. Y es que cada capítulo combina en el espectador agonía y admiración. El no saber qué va a pasar, por dónde irán las tramas o cómo será el final, es una sensación tan agobiante como maravillosa. 

¿Que de qué va The Leftovers? De la vida. De la muerte. De la ausencia. De todo. De nada. 

justin-theroux-ha-estado-mas-que-a-la-altura-de-su-personaje-y-del-papelazo-que-se-ha-marcado-carrie-coon-como-nora-durst

ADEMÁS: 10 series míticas que terminan esta temporada

Sí, reconozco que no he contado nada claro de la serie, sólo diré que estoy absolutamente fascinado y enamorado de ella. Es más, ha entrado en mi top 3 histórico, junto a Breaking Bad y Juego de Tronos, aunque no sé aún en qué puesto. 

Y no he contado nada a propósito. Para que quienes no la hayan visto, la puedan disfrutar desde el capítulo uno casi a ciegas. Y para los que la lleven al día, puedan comentar si están de acuerdo con mis sensaciones. 

Sea como sea, en una semana terminará una de esas series que te deja un pequeño vacío en el corazón. 

Y sí, soy mucho de Carrie Coon y su Nora Durst pero desde aquí quiero reivindicar el trabajo de Justin Theroux y su autodestructivo Kevin Garvey. Te echaremos de menos, Chief. 

Fotos: HBO

Ver resumen Ocultar resumen

Le ha costado más de un lustro pero, por fin, Netflix se ha elevado en una ceremonia de premios

Ha sido de la mano de su serie más reconocible, The Crown, que se ha llevado hasta siete galardones en la sección de drama. 

En el caso de la comedia, a pesar de haber estado más repartido, la sensación que queda es que Ted Lasso (Apple TV+) ha dominado gracias a sus cuatro premios. La realidad dice que Hacks ha estado a punto de aguarle la fiesta con sus tres Emmy. 

Ver resumen Ocultar resumen

Los 90 fueron terreno abonado para los slasher. Este género que nació a finales de los 70, con Halloween y floreció durante la década de los 80, tuvo una segunda edad dorada en la última década del siglo XX con títulos como Scream, Destino final y, Sé lo que hicisteis el último verano.

Ver resumen Ocultar resumen

Separarte de la persona con la que creías que ibas a construir un proyecto de vida hasta el final, siempre es duro. Es un proceso muy personal lleno de subjetividades que no pueden entender aquellas personas ajenas a la relación, y es lo que nos trae Hagai Levi con su reinterpretación del clásico de Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio.

Páginas