Un documental sostiene que el Titanic no se hundió por un iceberg

Todo fan de la película de Titanic, esa que encumbró a Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, recuerda el trágico momento en el que el mítico transanlántico colisiona contra un iceberg. Un choque que afecta al casco del buque y acaba provoncando una tragedia. 

Una catástrofe marítima que fue representada en la cinta de James Cameron, pero que podría no haberse ajustado del todo a la realidad. No, nos referimos a que Jack cupiera en la tabla junto a Rose (sí, sabemos que si) y que ésta no hiciera lo posible por salvar a su amado. 

El hecho que podría no ajustarse del todo a lo que sucedió en aquella gélida noche del 14 de abril de 1912 en aguas del Atlántico es que se hundiera debido a una colisión con el duro hielo.

ADEMÁS: La loca teoría sobre DiCaprio en Titanic que se ha hecho viral 

No, según ha desvelado un nuevo documental de Channel 4, que lleva por título 'Titanic: The New Evidence y que ha descubierto que el motivo del desastre pudo haberse debido a un fuego que se propagó en las calderas del buque. 

Un incendio que se habría generado incluso  en aguas británicas al poco de partir de Belfast. El fuego habría dejado una mancha de nuevo metros en el costado derecho del Titanic, que podría evidenciar que fue el fuego quien debilitó el casco y quien ayudó a que el Iciberg hiciera que el hundimiento se acelerarar. 

A esa conclusión llega el equipo liderado por el periodista irlandés Senan Moloney al basarse en unas fotografías, recientemente subastadas, que evidenciarían que ese fuego podría haber sido el causante. Una teoría que ya con anterioridad se había propagada, pero que nunca se había hecho con tal cantidad de predicción 

Ver resumen Ocultar resumen

Al más puro estilo primo de Zumosol, así ha aparecido Arnold Schwarzenegger para echar una mano al ministro de Consumo, Alberto Garzón

Se podría decir que el actor ha acudido al rescate, a lomos de un corcel blanco, pero lo ha hecho subido en una metafórica vaca y a través de las redes sociales, donde el septuagenario actor se mueve como nadie. 

Ver resumen Ocultar resumen

Es posible que mucha gente no se haya dado ni cuenta, a pesar de que han pasado 30 años desde que se estrenara Terminator 2. 

Arnold Schwarzenegger, en la segunda entrega de la saga, no mata a nadie. Bueno, su alter ego, el T-800. 

Obviamente, a un tipo de acción y todo un icono de la violencia en Hollywood, esto le molestó. Y mucho. Y así se lo hizo saber a James Cameron. "Lo sé. Nunca lo verán venir. Nadie lo adivinará". 

Ver resumen Ocultar resumen

Stephen Dorff quiere casito

Al menos, eso es lo que se desprende de sus declaraciones a The Independent, en una entrevista en la que ha cargado contra Marvel, el Universo de Superhéroes y contra Scarlett Johansson y su Viuda Negra. Y lo peor de todo, lo ha hecho, quizás, en el momento de mayor popularidad de la actriz, tras anunciar su segundo embarazo. Perfect timing. 

Páginas