‘Una joven prometedora’: las consecuencias de la misoginia

¿Qué ocurre cuando tienes todo al alcance de tu mano, pero las consecuencias de un abuso misógino trunca todas tus expectativas? ¿Qué pasa si no te apetece, si no quieres, si ya nada tiene sentido? ‘Una joven prometedora’ narra la historia de Cassie (Carey Mulligan), esa joven a la que la vida se le ha escapado de entre los dedos por las acciones de otros.

Emerald Fennell, nominada al Oscar a Mejor Dirección por este filme, también es la artífice de este incisivo guión en el que logra un equilibrio prodigioso entre la comedia negra, el thriller y el drama con un fuerte componente de denuncia contra la sociedad machista en la que vivimos.

‘Una joven prometedora’ bebe del feminismo, del movimiento #MeToo, del hartazgo de una sociedad femenina que no se siente segura en sus propios cuerpos. Es poner a nuestro mundo frente a un espejo en el que se vean reflejados los comportamientos vergonzosos y  las excusas con las que se disfrazan las conductas abusivas hacia la mujer.

Cassie era una mujer hermosa, inteligente y con un futuro prometedor como estudiante de medicina. Pero todas sus expectativas se truncan cuando su mejor amiga, Nina, es víctima de abusos sexuales por parte de unos compañeros de universidad. Este hecho le hace abandonar sus estudios y comenzar a trabajar en una cafetería mientras por las noches se dedica a gestar su venganza.

Cuando el sol se pone, recorre los locales nocturnos fingiendo estar demasiado borracha como para ser consciente de sus actos. De este modo, consigue captar a esos hombres depravados que no tienen ningún reparo en llevársela a su casa con el único fin de aprovecharse de su estado desvalido para mantener relaciones sexuales con ella.

Cassie se erige como una superheroína sin capa, capaz de impartir justicia sobre aquellos hombres preocupados por mantener una fachada de moralidad intachable mientras, cuando nadie les ve, se convierten en los villanos del filme despojando de su integridad a las mujeres.

Sin entrar en spoilers, el final de ‘Una mujer prometedora’ consigue dejarte clavado en la butaca sin posibilidad de levantarte. Una película que igual te arranca una carcajada que te hace removerte incómodo en el asiento. Una de las mejores películas del año.

ADEMÁS: 'Minari': Cuando Hollywood habla coreano

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

- Quiero más + Ya sé lo que es querer más. Yo inventé ese concepto. La cuestión es, ¿cuánto más? - Quiero el cuento de hadas. Y el cuento de hadas se hizo realidad. Un 23 de marzo de 1990, es decir, hace 25 años, se estrenaba en los cines de Estados Unidos una comedia romántica, de discreto presupuesto, dos protagonistas conocidos pero con mesura y unas pretensiones modestas.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

El cine de comedia en España está de enhorabuena. Si 2014 fue el año de Ocho apellidos vascos, Perdiendo el Norte está demostrando, tras dos semanas en la cartelera, que 2015 podría ser el suyo.  

Yon González y Julián López son los protagonistas de esta película que trata en clave de humor el asunto de la emigración juvenil. Los actores se ponen en la piel de Hugo y Braulio, dos jóvenes que viajan a Berlín (Alemania), con la esperanza de encontrar un empleo cualificado acorde con su formación superior.

Ver resumen Ocultar resumen

Que Shailene Woodley es una actriz diferente y especial, es un hecho. La joven realidad del cine internacional, se encuenta en plena promoción de su próxima película, Insurgente, segunda entrega de la saga Divergente. Una promoción con la que va a hacer más kilómetros que Willy Fog. Y en mucho menos de 80 días. 

Ante tal panorama, Shailene anda algo escasa de tiempo. Que si maleta por allí, que si vestidazo por allá. Y claro, no tiene tiempo ni para tomar un café tranquila. Todo a la carrera y ni un minuto de relax. Es lo que tiene una superproducción. 

Páginas