42 momentos para alucinar con la fotografía de Breaking Bad

Que Breaking Bad es una obra maestra de arte contemporáneo es un hecho. Walter White, Jesse Pinkman y compañía, de la mano de Vince Gilligan, nos regalaron una de las mejores series de la historia de la TV. Pero, ¿qué hizo tan grande al show de AMC?. Pues, entre otras muchas cosas, su maravillosa fotogafía que sigue siendo ejemplo para todo el que quiera rodar una serie. 

En este caso, el responsable fue Michael Solvis, director de fotografía, y uno de los artífices de que millones de fans de la serie, viviéramos casi en primera persona, las aventuras y desventuras de Heisenberg. Y es que la atmósfera oscura y terrosa que supo crear Solvis, fue clave en la historia de la serie durante sus cinco temporadas. 

Breaking-Bad-AMC-Series-Fotos-cocinando-pies-heisenberg-muerto-meta

Cierto es que rodar en Nuevo México, con su paisaje desértico, ayuda mucho pero si no sabes aprovecharlo, estás perdido. Casi tanto como si no conoces estas 23 curiosidades de la serie. Imprescindibles

ADEMÁS: Mira estas escenas y a ver si sabes qué película es

La maldad de Heisenberg

Prestando especial atención a la luz que llegaba al rostro de los protagonistas, especialmente en Walter White, el director de fotografía sabía cómo acentuar el torrente de sentimientos que Bryan Cranston transmitía en cada escena. Eso sí, siempre dándole un halo de perversidad. Al fin y al cabo, hablamos del gran capo de la mafia de la televisión durante años. 

Breaking-Bad-AMC-Series-Fotos-furgoneta-cocinando

No sólo eso, Michael Solvis supo aprovechar, como pocos, el potencial de todo los elementos que rodeaban el día a día de la serie. Así, a lo largo de sus cinco temporadas, pudimos ver el interior de lavadoras, sartenes, cubas, máscaras de plástico, incluso en una piscina, en uno de los recursos más utilizados por Solvis... Una auténtica experiencia multisensorial que metían al espectador de lleno en la acción. 

Breaking-Bad-AMC-Series-Fotos-meta-azul

Una acción en la que las conversaciones, abundantes y tensas en su mayoría, también nos involucraban. ¿Cómo? Con primeros planos de lo más intensos, combinados con la antes mencionada luz perversa sobre los personajes. Una conversación a dos, contaba con el espectador como invitado de lujo. Pases de primera fila para ver cómo Walter y Jesse discutían o cómo Gustavo acongojaba al personal. 

ADEMÁS: Series de animación imprescindibles para ver durante la cuarentena

Better Call Saul

Picados, contrapicados, planos desde la piscina... La atmósfera que supo crear Michael Solvies es completamente reconocible. De hecho, es la misma fórmula que Vince Gilligan ha utilizado en Better Call Saul. El sello Heisenberg sigue muy presente en el spin off de AMC, dejando claro que es dignísima sucesora de Breaking Bad. 

Breaking-Bad-AMC-Series-Fotos-cocinando-pies-heisenberg-muerto-piscina

Como diría aquel, quien quiera aprender fotografía, lo primero que debe hacer es ver las cinco temporadas de Breaking Bad. Cuando las haya visto, que se las ponga otra vez. Eso sí, el aprendizaje a sacar de la serie debe ser el ya comentado, no la fabricación de meta azul, ¿eh? Sobre todo porque el olor que se queda, tras cocinar, se pega a la piel más que el tabaco. 

 Fotos: AMC

Ver resumen Ocultar resumen

Le ha costado más de un lustro pero, por fin, Netflix se ha elevado en una ceremonia de premios

Ha sido de la mano de su serie más reconocible, The Crown, que se ha llevado hasta siete galardones en la sección de drama. 

En el caso de la comedia, a pesar de haber estado más repartido, la sensación que queda es que Ted Lasso (Apple TV+) ha dominado gracias a sus cuatro premios. La realidad dice que Hacks ha estado a punto de aguarle la fiesta con sus tres Emmy. 

Ver resumen Ocultar resumen

Los 90 fueron terreno abonado para los slasher. Este género que nació a finales de los 70, con Halloween y floreció durante la década de los 80, tuvo una segunda edad dorada en la última década del siglo XX con títulos como Scream, Destino final y, Sé lo que hicisteis el último verano.

Ver resumen Ocultar resumen

Separarte de la persona con la que creías que ibas a construir un proyecto de vida hasta el final, siempre es duro. Es un proceso muy personal lleno de subjetividades que no pueden entender aquellas personas ajenas a la relación, y es lo que nos trae Hagai Levi con su reinterpretación del clásico de Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio.

Páginas