La Voz: Antonio Carmona, muñecos de tarta de novios y Dioni de Camela

Telecinco - Miércoles a las 21:50

Tomaaaaaaaaaaaaaaaa. Es la palabra que repite Antonio Orozco cuando alguien que le gusta se va a su equipo en La Voz. Y no es fácil porque Orozco se ha convertido en el coach más exigente de esta tercera edición del programa. Tras el penúltimo día de audiciones a ciegas, Antonio Orozco cuenta en sus filas con diez de los 14 concursantes con los que debe contar cada equipo en sus filas. Malú tiene 11 y Alejandro Sanz y Laura Pausini tienen ya a 12 cada uno.

Han abierto boca Diego y su guitarra. Mientras, a Alejandro Sanz parecía que le habían puesto un resorte en la mano y le ha dado la vuelta a su sillón rapidísimo. De hecho al joven apenas le había dado tiempo ni siquiera a balbucear unas palabras cuando Sanz ya le estaba mirando de frente.

Todos los coaches menos Pausini se peleaban por Diego y él ha elegido formar parte del equipo de Alejandro Sanz. Álex y su Happy, la cubana Diana, la veterana Mayte, la joven Ruth, el sensible Juan y el dúo Fran-Salva han sido los más disputados. Todos los coaches querían quedarse con ellos. La voz de Álex ha sido la más peleada y, como casi siempre pasa en este programa, ha elegido a su tocayo Alejandro Sanz

Volteos simples

Mientras, en otros casos sólo un coach se volvía. Pero los concursantes se quedan así también tan felices porque saben que están dentro de La Voz. Malú se ha dado la vuelta por Remedios y su Pena, Penita Pena, cosa que Alejandro Sanz ya sabía porque no paraba de mirar a Malú, ya que él sabe que a la coach le encanta la copla.

Malú también se ha quedado con Laura a quien su coach le ha asegurado Me has apasionado. Me has vuelto loca. En su equipo está, además, Juan, un valenciano afincado en Londres y  Lucía, que ha emocionado a Malú con su canción Vuelvo a verte. Además entre las dos Lucías ha habido muy buen rollo, parecían hermanas y hasta se han hecho fotos haciendo un poco el ganso.

Laura Pausini se ha quedado con  Samuel, un belga descendiente de españoles que vive actualmente en nuestro país. Ambos han asegurado estar enamorados de España. Los repetidores en el programa Fran y Salva también están con Pausini. Antonio Orozco elegía a las dos voces más maduras y más educadas (vocalmente hablando) de este programa: la de el mallorquín Toni y la de la profesional de la música Mayte.

Cantantes consagradas apoyan a los concursantes

Además de los coaches otros cantantes famosos han querido ayudar a los concursantes. Antonio Carmona, de Ketama,  ha grabado un video apoyando a Mayte con quien ha trabajado muchos años. Ella también estuvo trabajando en las giras de Pastora Soler, Navajita Plateá o Rosario Flores entre otros. 

Pilar Vaquero, a la que ningún coach ha seleccionad,o también ha tenido un mensaje especial de su ex compañero de trabajo (cuando ella cantaba en Los Calaítos), Dioni, de Camela. Los coaches también están cuidando, asesorando y abrazando a los concursantes, demostrando así su apoyo y su cercanía.

Cada concursante es celebrado como una victoria

Una cercanía que a la vez que gusta pone nerviosos a los concursantes y les hace felices. Y la verdad es que no todos los días uno recibe el abrazo de Laura Pausini, Malú, Antonio Orozco o Alejandro Sanz; cantantes que son ídolos de masas y que llenan los recintos donde actúan.

También se cuidan los coaches entre ellos. Dos momentazos del programa han sido: el de Antonio Orozco enseñando a bailar Rumbas a la italiana Laura Pausini y el de Antonio Orozco que sentado abrazaba a Malú y salta ella: Parecemos los muñequitos de la tarta de novios. Y es que a nuestros coaches salero, buen humor y grandes voces no les faltan.

Fotos:Twitter y Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Antes de nada. Aclaración: "tróspido" es un concepto de origen indefinido que en el programa de Cuatro ¿Quién quiere casarse con mi hijo? se popularizó al definir a un tipo de personajes fuera de norma y tendentes al esperpento o caricatura.

Y ahora comenzamos.

Ver resumen Ocultar resumen

Operación Triunfo es un fenómeno extraño. Hace 20 años arrasó con su estreno y el éxito le duró durante varias temporadas pero finalmente, el interés de la audiencia decayó. Hace cuatro años volvía a renacer de sus cenizas, pero la siguiente edición no tuvo el mismo tirón y volvieron a cancelarlo temporalmente.

Ver resumen Ocultar resumen

La relación de los Pantoja con Mediaset, en general, y de Kiko Rivera, en particular, es la más extraña desde que Michael Jackson comenzara a salir con Lisa Marie Preysler.

Desde hace más de una década, el clan de los Pantoja y sus satélites han sido habituales en la parrilla de Mediaset.

Es más, es complicado encontrar un sólo reality en el que no haya habido algún invitado del clan, incluyendo la matriarca, Isabel Pantoja, y Kiko Rivera, que ha pasado por unos cuantos.

Páginas