10 frases míticas para consolar a tu amiga tras una ruptura

10 frases míticas para consolar a tu amiga tras una ruptura

Un buena amiga ha de estar siempre tanto para la bueno como para lo malo. ¿Y qué es lo peor que le puede pasar a tu BBF? Pues la mayor de las tragedias: que su novio rompa con ella. 

Ese momento en el que a tu mejor amiga se le parte el corazón (y a ti de rebote) y que hay que saber gestionar muy bien si queremos evitar que la susodicha caiga en un estado de letargo y tristeza que haga que nos quedemos sin compañera de sarao por mucho tiempo.

Para consolarla, existen varias posibilidades: por un lado podemos atiborrarla a helado de chocolate, la más típica y recurrente (aunque nada recomendable ahora que, después de meses y meses ganándole la batalla a la operación bikini, ha llegado el momento de lucir tipazo en la playa y en la piscina), o, por el contrario, tirar de las típicas frases que visten el perfecto discurso de consolación. Las mismas que hemos escuchado una y otra vez, pero que son altamente efectivas:

1. Tú vales más que él

Tú vales más que él

La que todo el mundo quiere oír, aunque sea mentira, es que él no se merecía estar con una chica tan mona y tan ideal como tu amiga. Ella te puede decir que se lo podías haber avisado antes, pero son riesgos que hay que correr.

2. Te mereces ser feliz 

Muy típico es decir eso de te mereces ser feliz. Un mensaje optimista que hay que saber acompañar de la energía necesaria y de una actitud convincente. Sobre todo porque, para tu amiga, la felicidad estaba al lado de él.

3. Es lo mejor que te podía haber pasado

Es lo mejor que te podía haber pasado

Llega el momento de sacar a relucir todos los defectos que hasta ahora nadie había visto de él, para acabar diciéndole: es lo mejor que te podía haber pasado. La efectividad del argumento depende de cuán grave sean esos defectos. 

4. Pasa de él, tía 

Otra opción es, directamente, chutarle una buena dosis de amor propio; convencerla de que se olvide de él, de que hay que mirar hacia el futuro y no centrarse en el pasado (por muy guapo que sea el individuo). Como recomendación, puede ayudar poner de fondo el Sobreviviré de Mónica Naranjo.

5. Pues no era tan guapo

Pues no era tan guapo

También puede darse que el chico no fuera un adonis precisamente. En ese caso lo tenemos fácil: sólo hay que poner una foto suya en la pantalla de nuestro smartphone y hacerle ver que no era Brad Pitt. Vale que luego está eso de que el amor es ciego o que la belleza está en el interior…

6. A veces se cambia plata por oro

Aunque es una frase típica de nuestras abuelas, también funciona el pensar que el próximo en llegar va ser mucho mejor que el anterior. ¿La mejor forma de comprobarlo? Salir a buscarlo el sábado noche.

7.  Todo pasa por algo

Todo pasa por algo

Introducir un poco de misticismo nunca falla. Y hacerle pensar que si el chico la ha dejado es porque el destino así lo quería, puede suponer una forma de romper con ese bucle de pesimismo en el que ella se encuentra.

8. Ya se arrepentirá ese cerdo

No sería el primer casanova que, después de romper, se da cuenta de que ha cometido un error. Es ahí es cuando tu amiga tiene que estar fuerte y pensar que la venganza siempre se sirve en plato frío. Ponerse a pensar la forma en la que devolvérsela puede ayudarle a superar la tristeza por la ruptura.

9. El tiempo pone a cada uno en su lugar

El tiempo pone a cada uno en su lugar

¿Y lo del karma? Pues también puede servir, claro que sí. Y es que, al final, cuando uno no actúa del todo bien, los remordimientos y el sentimiento de culpabilidad no acaban de dejarte ser feliz. A tu amiga seguro que le consuela pensar que él no tendrá del todo la conciencia tranquila.

10. Es un cabr**

La clásica entre las clásicas es convencerla de que su ex no es buen tío. ¿Cómo se explica si no que le haya roto el corazón a un encanto como ella? Lo único que puedes hacer en este caso es darle un gran abrazo y mostrarle todo tu apoyo.

Fotos: Facebook, Instagram, Twitter y Giphy