Adiós, corazones: la despedida ¿definitiva? de Anne Igartiburu

Adiós, corazones: la despedida ¿definitiva? de Anne Igartiburu

La audiencia de TVE está de capa caída y el nuevo Consejo de Administración tiene como objetivo recuperar el favor de los y las televidentes. Por eso, tal vez, han decidido poner fin desde el 1 de julio a uno de sus buques insignia desde 1997: la versión diaria de Corazón, presentada por Anne Igartiburu. Un programa icónico pero (ejem) quizás ya fuera de lugar y, además, no excesivamente exitoso en rating. Un raspado 5% era, más o menos, su media.

La noticia era adelantada por ABC y FormulaTV, y tampoco es que haya causado conmoción porque, admitámoslo, la gente está a otras cosas. Pero, caramba, estamos hablando de Anne Igartiburu, uno de los rostros fundamentales del Ente Público, y de su celébrrimo espacio de cuore.

De momento no hay noticias sobre la versión del programa en fin de semana, que estaba presentado por la periodista Cristina Fernández, función que simultaneába con la de subdirección del espacio.

¿Qué será de Anne Igartiburu?

No resulta creíble que, tras tantos años, vaya a prescindir TVE de uno de sus rostros más conocidos pero quién sabe, la televisión es un oficio cruel.

Y otro programa de TVE que dice adiós

Corazón no sería el único programa afectado por la remodelación que quiere llevar a cabo José Pablo López, nuevo director de Contenidos de RTVE. El histórico programa España directo también dirá adiós a TVE después de un continuado descenso de cuota de pantalla hasta el 7,2%, por debajo de la media de la cadena pública.

Recuérdese que España Directo funcionaba como un tiro antaño.

Los tiempos cambian.

Menos histórico es otro espacio al que TVE le da la cancelación.

 Menudos Torres, el programa gastronómico presentado por los hermanos Torres, tampoco seguirá adelante en las mañanas de TVE después de sus discretos resultados de audiencia.

Por el momento y durante el verano, no se prevén nuevas incorporaciones a la parrilla de TVE. La estrategia más sencilla es alargar la emisión de La hora de la 1 hasta el comienzo del Telediario para cubrir así la ausencia de Corazón. Y en el caso de la franja de la tarde, la opción preferida para sustituir a España directo es la de un concurso, aunque tampoco se tienen noticias de cual podría ser.

Todo llega a su fin, incluso lo que jamás pensábamos que terminaría.

Si ya no podremos ver a Anne Igartiburu diciendo eso de ‘Hasta mañana, corazones’, ¿qué será lo siguiente? ¿La cancelación de Saber y ganar? ¿Veremos a Jordi Hurtado en la cola del paro? Rogamos a los dioses que jamás ocurra eso.

Noticias Relacionadas