Aznarito, Felipón y la nostalgia del bipartidismo

Aznarito, Felipón y la nostalgia del bipartidismo

Qué tiempos aquellos en los que ir a votar implicaba elegir, básicamente, entre dos opciones, ¿verdad?

Los azules o los rojos y a correr se ha dicho.

Le pregunten a Aznarito y Felipónquienes han vuelto a El Intermedio para quejarse del actual sistema democrático español y la cantidad de partidos y opciones que tienen lo votantes.

ADEMÁS: El nuevo y sorprendente proyecto de Yola Berrocal

Con lo fácil que era todo en tiempos de bipartidismo. Ahora tienen demasiado donde elegir. Hay más partidos que variantes de la Covid”, lamenta Felipón.

Sí, Dani Mateo y Wyoming se han vuelto a meter en la piel de dos hiperbólicos, o quizás no tanto, José María Aznar y Felipe González, ex presidentes del Gobierno y, en general, antiguos cuya añoranza de tiempos pretéritos ya no es ni sospechosa.

Era mucho mejor cuando sólo había dos partidos turnándose en el Gobierno: te toca a ti, me toca a mí”, recuerda Aznarito. 

Y es que, buscando la política práctica y sencilla, los dos ex presidentes reconocen que “es mucho más fácil ponerse de acuerdo entre dos que entre 18“. Es más, se atreven a sentenciar el pluralismo como una “patochada“.

Obviamente, con un cigarro en la mano y un coñac en la otra, lo suyo es venirse arriba, incluso recordar que España siempre ha sido país de dos opciones: “Postre o café; carne o pescado; hetero o maricón. Hetero o nada porque en los 80 todos éramos heterísimos“. Y no, esta afirmación que puede parecer absurda, seguro que más de uno y de dos la sostienen.

Por cierto, para quienes no cojan la referencia de este sketch, hay que viajar a 1993 y 1994, cuando Televisión Española emitió uno de los mejores programas de humor de la historia: El Orgullo del Tercer Mundo, con Faemino y Cansado como protagonistas.

Fueron tan sólo 16 capítulos que, casi 30 años después, permanecen en la memoria de quienes tuvieron la suerte de verlos y que merece mucho la pena recuperar.

Entre sus sketches, estaban estos dos personajes, Arroyito y Pozuelón, en referencia a sus apellidos reales, en los que daban vida a dos crápulas trasnochados con conversaciones legendarias.

ADEMÁS: ¿De verdad han detenido a Oriana Marzoli?

Noticias Relacionadas