‘Canción del sur’: la película prohibida de Disney

‘Canción del sur’: la película prohibida de Disney

El racismo es algo muy presente en muchos de los clásicos de Disney pero Canción del sur se lleva la palma. Hasta el extremo de haber sido descatalogada por la propia factoría de animación. Y el caso es que el origen de esta película son una serie de relatos escritos por Joel Chandler Harris, periodista nacido en el sureño estado de Georgia que llegó a ganar un Pulitzer (junto a su esposa Julia)  y que se distinguió como feroz batallador contra el Ku Klux Klan. Joel Chandler escribió Los cuentos del Tío Remus, recopilación de la cultura oral que existía entre los afroamericanos que cultivaban las plantaciones del sur de Estados Unidos.

No había en Chandler intención racista alguna sino todo lo contrario: un intento de preservar esas historias que él había oído de niño a quienes esos trabajadores de las granjas sureñas, descendientes de esclavos y, en muchos casos, todavía en régimen de semiesclavitud.

Pero el paso del tiempo convirtió Los cuentos del tío Remus, y su adaptación al cine especialmente, en algo incómodo y con un sesgo racista. La película de Disney mezclaba animación e imagen real, y mostraba a un afroamericano feliz en una plantación sureña contando sus fábulas a niños blancos, una estampa que sonaba a dulcificación del esclavismo.

Disney estrenó Canción del sur en 1946 y la premiere se llevó a cabo en Atlanta, ciudad emblemática del sur.

Pero jamás fue bien acogida. Los estereotipos y esa versión idílica de la plantación sureña resultaron ofensivos para la sensibilidad afroamericana. Y Disney decidió meter la película en un cajón.

Canción del sur es una película prohibida aunque en YouTube suelen aparecer copias del largometraje o fragmentos para quienes quieran contemplar una rareza que, desde luego, no fue bien enfocada.

Es el único rastro que queda de Canción del sur, no está en vídeo, CD ni por supuesto en el catálogo de Disney +.

Por cierto, en español hay una edición muy cuidada de Los cuentos del Tío Remus que hizo Páginas de Espuma.

Y otro día hablamos del fondo racista, clasista y sexista de tantos clásicos de Disney. Aunque el valor artístico de muchas de sus piezas resulte absolutamente innegable.

Noticias Relacionadas