‘Mi cuerpo’: autorretrato y expiación de Emily Ratajkowski

‘Mi cuerpo’: autorretrato y expiación de Emily Ratajkowski

Conocíamos a Emily Ratajkowski en 2013, como la protagonista del videoclip del verano, el de la canción Blurred Lines, de Robin Thicke y Pharrell Williams. Thicke desapareció pero Ratajkowski vio cómo su rostro y su cuerpo se convertían en objeto de deseo de grandes firmas (y de personas de todo el mundo).

Ahora, años después, Emily Ratajkowski ha contado cómo en el rodaje de aquel videoclip fue atacada sexualmente: según su relato, Robin Thicke aprovechó que estaba en topless para tocarla obscenamente sin que ella pudiera proferir palabra alguna.

No era aquel su primer trabajo, ni mucho menos. Ratajkowski llevaba ejerciendo como modelo desde los 14 años, no por vocación, sino por dinero.

Puede resultar curiosos cómo una mujer que se ha pasado media vida viviendo de su imagen puede haber publicado (y con mucho éxito) una compilación de ensayos titulada Mi cuerpo, en la que precisamente aborda esta problemática. O bueno, pensandolo bien, no tiene nada de curioso, sino de obvio.

 

“El presente libro está lleno de ideas y realidades que no estuve dispuesta a afrontar en periodos anteriores de mi vida, o quizá era incapaz de hacerlo. Convertí en costumbre desechar experiencias que me resultaran dolorosas o fuesen incoherentes con lo que quería creer: que yo era el testimonio vivo de una mujer empoderada gracias a la mercantilización de su imagen y de su cuerpo”. Así empieza describiendo la propia Emily Ratajkowski el contenido de Mi Cuerpo, que se lanzó con gran éxito en Estados Unidos en noviembre y llega a nuestro país en marzo de 2022.

Todo comenzó por casualidad, como ocurren la mayor parte de las cosas. En 2018, Ratajkowski empezaba a escribir en un momento crucial de su vida para, según sus propias palabras, «averiguar en qué creía».

Dos años después, la revista The Cut le compró y publicó uno de sus ensayos, titulado Buying Myself Back, en el que reflexiona cómo ha habido momentos en su vida en los que ha perdido el control de sus propias fotografías, llegando a interiorizar que su imagen no le pertenece. Este artículo se convirtió en el más leído de la revista, lo que se tradujo en un contrato editorial que se ha materializado en su primer libro. En él, la modelo y actriz habla sobre la cosificación de la belleza femenina, el desprecio por la sexualidad de las mujeres y la dinámica perversa de las industrias de la moda y el cine.

 

A través de sus propias vivencias, Emily nos cuenta cómo ella misma llegó a sentir que no merecía ser poseedora de su propio cuerpo ya que, según ella misma creía, “las mujeres que obtuvieron su poder de la belleza estaban en deuda con los hombres cuyo deseo les otorgó ese poder en primer lugar”.

Pero medios como The Guardian ven un fallo en su discurso: «Es justo, por supuesto, que critique el sistema en el que trabaja, pero no está claro si le importa lo suficiente como para cambiarlo. Hacerlo significaría (entre otras cosas) dejar las redes sociales, donde las imágenes siguen siendo mercancías para ser explotadas y aplastadas, a menudo llevándose consigo las identidades de las mujeres», afirman. Aunque dicha publicación añade despues que quizá no sea tarea de Ratajkowski derrocar el patriarcado.

 

¿Cómo mantienes el poder sobre tu propia imagen cuando trabajas con ella? ¿Pueden otros enriquecerrse a costa de ella? ¿Qué consecuencias psicológicas tiene sentir que no te pertenece? Todo eso, y mucho más, en Mi cuerpo, que la editorial Planeta publicará el próximo marzo en nuestro país.

SARA FLAMENCO

ADEMÁS: ‘Ego’: miedo con María Pedraza