Especial Eurovisión 2022: Llegó la mami

Especial Eurovisión 2022: Llegó la mami

Llegó el gran momento de Eurovisión 2022 y las cámaras de toda Europa ya apuntan al escenario del Pala Olímipico de Turín. Un gran evento televisivo en el que 25 países competirán por el soñado ‘micrófono de cristal’. España compite este año con Slomo, un potente tema de aires latinos que canta y baila nuestra representante Chanel. Esta es su noche, para la que se ha estado preparando desde que ganara el BenidormFest a finales del mes de enero, hoy actuará ante los 200 millones de espectadores que seguirán el festival en todo el mundo.

Chanel actuará en décima posición de la primera mitad de la gala y entre dos baladas, la de Italia, país anfitrión, uno de los temas favoritos, interpretada por Mahmood y Blanco; y Países Bajos. Abrirá la gala el rock de República Checa; a la que seguirán Rumanía, Portugal, Finlandia, Suiza, Francia, Noruega, Armenia, Italia, España, Países Bajos, Ucrania, Alemania, Lituania, Azerbaijan, Bélgica, Grecia, Islandia, Moldavia, Suecia, Australia, Reino Unido, Polonia, Serbia, y cerrará Estonia.

Un total de 25 países participan en la gran final, de los que Ucrania, Reino Unido, Italia, Suecia y España suenan como favoritos. En la gala de esta noche podremos ver las actuaciones de Laura Pausini, interpretando algunos de sus grandes éxitos, incluido el tema que le dio el triunfo en el Festival de San Remo, y de Mika, otro de los presentadores de la gala, que promete mucho ritmo y mucho LOVE en su actuación. También se subirán al escenario del Alpitour turinés, la banda ganadora de la edición del año pasado en Róterdam, Måneskin, que interpretarán dos temas de su nuevo repertorio. 

ADEMÁS: Chanel, más allá de Eurovisión y ‘SloMo’

Chanel se encuentra entre las favoritas para alzarse esta noche con el micrófono de cristal. Su elección, que estuvo llena de polémica, la ha convertido en la representante española mejor valorada por el público en los últimos años, y esta noche podría hacer historia consiguiendo la que podría ser la máxima puntuación de nuestro país en Eurovisión. 

Los comienzos de Chanel en esta aventura fueron duros para ella, siendo muy criticada su elección. Ahora, echando la vista atrás, es consciente de que lo que ha conseguido hasta hoy, ha sido gracias a su esfuerzo, y lanza un mensaje para todos aquellas personas que ven en ella un referente a seguir: “Me acuerdo que cuando era pequeña veía muy poca diversidad en la tele o en el escenario y cuando la veía me emocionaba, porque me abría puertas. Lo hablaba con mi mejor amiga, que es nacida en Barcelona pero sus padres son de Filipinas, cuando el Benidorm Fest. Habrá muchas niñas racializadas en sus casas que verán el escenario y dirán “yo tengo posibilidades, se puede”, porque hay muchas cosas que cambiar todavía. Mi mensaje es: soy una mujer racializada sobre un escenario haciendo lo que quiere, siendo libre, y el mensaje de la canción es de alegría, de fiesta, de sentirte conforme, de disfrutar. Hemos pasado una época muy mala y durante tres minutos seamos felices. Y la puesta en escena es un show.”

La delegación española se siente favorita, las casas de apuestas lo confirman, y Chanel, no es ajena a las expectativas que toda España tiene puestas en ella. A la pregunta de los medios acreditados en Turín de que pasaría si al final no consigue el triunfo contestó con una sonrisa que siempre la acompaña “No pasaría nada. Y todo lo vivido… ¿Qué? Está siendo una experiencia increíble y además puede pasar… Hay mucho hype, pero… El ‘no’ ya lo tenemos. Ahora vamos a por el ‘sí’ a fuego y a muerte”.

Durante estos últimos días, Chanel y su equipo no han parado de ensayar sobre el escenario de Turín, depurando y perfeccionando detalles de la puesta en escena de su SloMo, hasta el agotamiento, pero la actuación de la final de esta noche puede que todavía nos guarde alguna sorpresa, incluido un cambio de vestuario, algo que la Delegación española ha querido mantener en secreto hasta el último momento. 

Chanel interpretará su SloMo en la décima posición, la misma que tuvieron Mans Zelmerlow y su Heroes en el año 2015, la ucraniana Ruslana con Wild Dances en 2004, y los israelíes Milk and Honey con Hallelujah en 1979, todos ellos ganadores del Festival. 

Las casas de apuestas siguen dando como favorita para alzarse con el triunfo esta noche a Ucrania. Stefania de Kalush Orchestra suman ya una mayoría absoluta del 60% de probabilidades de llevarse el micrófono de cristal a casa. Reino Unido con Space Man de Sam Ryder y Suecia con Hold Me Closer se asientan en la segunda y tercera posición con un 10% cada uno, mientras que los anfitriones italianos Mahmood y Blanco con Brividi baja a un 6% en el cuarto puesto.

La representante española SloMo de Chanel, por su parte, aguanta el tirón tras las semifinales y mantiene sus opciones de triunfo, en su caso, con un 4% de posibilidades. Esta noche sabremos si se cumplen los pronósticos y logramos un puesto entre los cinco primeros, lo que supondría el mejor puesto para España en éste siglo, un auténtico Chanelazo. ¿Estáis ready?

RAFA RUIZ

ADEMÁS: Todos los ganadores de Eurovisión de la historia

Noticias Relacionadas