Fracasos en streaming 2021

Fracasos en streaming 2021

Este año ha sido fructífero en cuanto a estrenos en streaming pero, cuando hay una altísima producción, se corre el peligro de que también haya grandes decepciones.

El medio especializado TVLine ha realizado una lista de los grandes fracasos seriéfilos de 2021 y, la verdad, no hay grandes sorpresas. Quizá nos duele un poco ver los nuevos episodios de American Horror Stories o la segunda temporada de The Morning Show, pero entendemos sus argumentos.

¿Quieres saber cuáles son las series que, según los expertos, no merecen la pena el tiempo que se tarda en verlas? Aquí tienes su lista:

1. La segunda temporada de Tiger King

La primera temporada de Tiger King fue una auténtica revolución pero esta segunda tanda de capítulos ha sido un poco quiero y no puedo. Con Joe Exotic en prisión y Carole Baskin desaparecida (no quiso volver a participar), sólo les quedaban una suerte de actores secundarios que repetían una historia que ya habíamos escuchado.

2. Alter Ego

Dado el considerable éxito de The Mask Singer, en Fox quisieron rizar el rizo y presentarnos a varios cantantes anónimos que aparecían en nuestras pantallas como si se tratasen de una especie de avatar gracias a la tecnología de captura de movimiento. Spoiler: 0 interés.

3. American Horror Stories

Quizá porque las expectativas eran demasiado altas, quizá porque ya han explotado en exceso la premisa del universo American Horror Story, pero el caso es que esta nueva tanda de episodios no han terminado de convencer. Se trata de varios capítulos independientes entre sí que, según los críticos de TVLine «se sintieron a medias o simplemente no tenían sentido».

4. Mucho más que listos

Los guionistas de esta comedia de situación de Netflix no se han devanado demasiado los sesos para crear el argumento de esta serie. Chelsea, una chica culta formada en Harvard, se muda con su hermana, la juerguista Claire, tras ser abandonada por su novio. En esa casa también viven otras tres personas, Grant, un entrenador personal muy atractivo y con tendencia a ir sin camiseta; Solana, exabogada y ahora curandera; y Jayden, influencer. Como siempre pasa en este tipo de series, al principio chocan y luego poco a poco se van convirtiendo en familia.

Lo más bonito que los críticos de TVLine han dicho de ella ha sido: «Dentro de unos años, todo lo que recordaremos de este programa son los abdominales de Gregg Sulkin. Y los recordaremos con cariño».

5. La séptima temporada de Fear The Walking Dead

Tanto estirar el chicle no suele funcionar. El spin off que surgió de The Walking Dead no parecía tener una dirección determinada y sus personajes deambulaban por los escenarios sin saber muy bien que camino tomar. Y así hasta la temporada 7, que es la que se ha estrenado este 2021. Personajes que mueren sin ton ni son, romances telenoveleros, muertos que no lo están y vivos que lo parecen… no, parece que a los críticos de TVLine no les ha gustado demasiado esta séptima temporada.

6. Sexo y vida

La premisa no era mala. Una madre de familia acomodada fantasea con su pasado salvaje junto a su expareja, el típico chico malo, que en nada se parece a su marido. Pero los astros se alinean y llega un momento en el que puede explorar sus fantasías con el beneplácito de su pareja… hasta ahí bien. Pero parece ser que la historia en sí queda bastante aburrida y la trama se une torpemente a través de una escenas de sexo que más que eróticas resultan un poco absurdas.

7. La segunda temporada de The Morning Show

La segunda temporada de la serie de Apple TV+ protagonizada por Jennifer Aniston y Reese Whiterspoon no ha pasado el corte de los críticos de TVLine. Todo comenzaba en un Nueva York desértico por la pandemia del COVID-19, trama que parece que la han metido con calzador en una serie ya montada. Y luego la trama principal se confunde con numerosas subtramas que, si bien no están nada mal, deja al espectador un tanto confuso.

8. The celebrity Dating Game

Este sorprendente programa es una adaptación de los shows de citas de los 90, que en España presentaba Bertín Osborne o Agustín Bravo, pero en este caso están  Zooey Deschanel y Michael Bolton. Es algo así como que los tres concursantes tienen que descubrir cuál es la celebridad que se esconde detrás del panel pero lo que no queda del todo claro es si el ganador consigue su ansiada cita con el o la famosa. Casi apostaríamos a que no. Por no hablar del incómodo papel de Bolton en el programa, que está ahí como desubicado.

9. Destino: La saga Winx

Las seis hadas de Winx Club, la serie animada de Nickelodeon, se convierten en personajes reales para aprender a controlar sus poderes en un internado mágico. Ubicada en un mundo paralelo místico y lejano, la escuela Alfea ha entrenado a las hadas en las artes mágicas durante miles de años, pero nunca ha tenido a una estudiante como Bloom. Criada en el mundo humano, es impulsiva, amable… y peligrosa. Dentro de ella hay un poder que podría destruir ambos mundos o salvarlos. Para controlarlo, ella tiene que dominar sus emociones, pero tiene un problema… la adolescencia.

Según la web especializada TVLine, los fans del éxito Winx Club de Nickelodeon esperaban una serie de acción en vivo más desarrollada, pero recibieron efectos especiales de bajo presupuesto, historias de fondo poco elaboradas y una angustia adolescente predecible.

10. Call me Kat

En agosto, HBO Max estrenó Call me Kat, protagonizada por Mayim Bialik como Kat. La nueva comedia de situación inspirada en la producción británica Miranda, trata sobre una mujer de 39 años que decide usar el dinero que sus padres habían ahorrado para su boda, para abrir un café con temática de gatos. Kat debe lidiar a diario con la sociedad y su madre, a quienes constantemente debe recordarles que aunque esté soltera, puede ser feliz junto a su gato.

Las comparaciones son odiosas y parece que Call me Kat no alcanzó las expectativas puestas en ella por los fans de Miranda y Fox ha reaccionado colocando a otro showrunner al frente de la producción. Veremos si remonta.

ADEMÁS: El spin off de ‘Juego de Tronos’ cancelado tras gastar 30 millones en un piloto