Fueron éxitos de verano / ‘Ed Wood’, el batacazo veraniego de Tim Burton

Fueron éxitos de verano / ‘Ed Wood’, el batacazo veraniego de Tim Burton

Hemos de decir que con Ed Wood hemos hecho trampa. Sí que es cierto que se estrenó en verano, concretamente el 2 de junio de 1995, pero no supuso ningún éxito. Quizá el hecho de que se rodase en blanco y negro tiraba para atrás al gran público, pero creemos que se merece este homenaje por tratarse de una verdadera obra de arte, aunque no fue reconocida en su momento.

Curiosamente, Ed Wood narra los inicios en el mundo del cine del que fue considerado el peor director de cine de todos los tiempos, aunque ahora sea considerado un director de culto y precursor del cine de serie Z. Con este filme, Tim Burton se convirtió en el personaje de su película al sufrir el mismo fracaso que vivió él en vida aunque, al igual que él, también fue reconocido con el paso del tiempo.

Burton comenzó a rodar esta película después de invitarle amablemente a abandonar la saga Batman por no haber conseguido los resultados esperados, por lo que no nos extraña que el director quisiera alejarse un poco del cine efectista y centrarse en una historia biográfica, inocente y con cierto halo de patetismo.

Porque todo lo que rodeaba el trabajo de Ed Wood era un poquito patético pero él suplía su falta de talento con una dosis extra de entusiasmo. Tal era su entusiasmo que trabó una gran amistad con Bela Lugosi famoso actor de películas de terror durante los años 30, entre los que destaca Drácula, pero que en ese momento se encontraba en horas bajas debido a su adicción a la morfina.

Esta es la parte más notable de la película de Burton, en la que narra la amistad entre el director y el mítico actor, que fue interpretado por Martin Landau y por cuyo papel ganó un Oscar.

El resto del reparto también es digno de recordar, con Johnny Depp en el papel principal, acompañado por el mencionado Landau, Sarah Jessica Parker, Patricia Arquette y Bill Murray.

Quizá no sea la película más reconocida de Tim Burton, pero merece la pena darle una oportunidad por su mezcla de comedia y drama, sus soberbias actuaciones y, como no, por conocer la figura de Ed Wood, un director atípico pero capaz de despertar la ternura de todos cuanto le conocían.

Si hubiera nacido en esta época, sería un firme creyente de la frase de Mr. Wonderful: “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”. A él le sirvió, desde luego.

Noticias Relacionadas