In Time: 10 curiosidades de la película en la que el tiempo es el precio del mañana

In Time: 10 curiosidades de la película en la que el tiempo es el precio del mañana

El tiempo es oro, o eso dicen. Desde luego es lo que ocurre en In Time (2011), del director y guionista Andrew Niccol. 

Una película futurista protagonizada por estrellas de la talla de Justin Timberlake, Olivia Wilde o Amanda Seyfried en la que la el gen del envejecimiento humano ha sido desactivado. Al cumplir la edad de 25 años, las personas dejan de envejecer y sólo tienen un año más de vida. Una vez ha pasado ese año, tienen que ir consiguiendo tiempo para ir rellenando sus “relojes de vida”.

En un mañana totalmente deshumanizado el tiempo se ha convertido en dinero y es la forma con el que la gente del futuro paga sus necesidades y sus lujos. Así, mientras hay personas que sólo acumulan un par de días de vida, otros tienen para asegurados siglos o milenios.

Estas son las 10 cosas que (tal vez) todavía no sepas de In Time, la película en la que el tiempo es el precio del mañana. 

1. Viaje al futuro

La película viaja hasta el futuro, concretamente al año 2.161.

2. Un hijo más mayor que su madre

En la película Justin Timberlake interpreta al hijo de Olivia Wilde. Resulta curioso ya que, en la vida real, él es tres años más mayor que ella (Justin tiene 35 y Olivia tiene 32).

3. Los 25 años de Amanda Seyfried

Aunque en la historia todos los actores tienen 25 años, Amanda Seyfried es la única de los protagonistas que los tiene realmente.

4. Primera película rodada en cine digital

La cinta fue la primera en ser rodada en formato digital. El rodaje se llevó a cabo en Los Ángeles y se utilizaron cámaras Arri Alexa.

5. Homenaje a Charles Darwin y Abraham Lincoln

La combinación para abrir bóveda del tiempo de Philippe Weis es 12 2 18 09, la fecha en que nació Charles Darwin y Abraham Lincoln.

6. No hay meses

Los relojes que utilizan los personajes para medir el tiempo que les queda de vida no siguen el formato años, meses, días, horas, minutos, segundos, como era de esperar; sino el de años, semanas, días, horas, minutos, segundos. (YYYY. WW. D. HH. MM. SS.). 

7. Un coche con historia

El coche más antiguo que aparece en el filme es un Lincoln Continental de 1961, el mismo en el que el presidente Kennedy iba montado cuando fue asesinado en Dallas en 1963. 

8. Un director de ciencia ficción

Se trata de la tercera película de ciencia ficción del director Andrew Niccol tras Gattaca (1997) y S1m0ne (2002).

9. ¿Plagio? 

El novelista Harlan Ellison presentó en 2011 una demanda en la corte federal de California alegando que el argumento de In Time estaba basado en el relato ¡Arrepiéntete, Arlequín!, dijo el señor Tic-tac.

Al final, Ellison retiró la demanda y las partes implicadas publicaron el siguiente comunicado: “Después de ver la película In Time, Harlan Ellison decidió retirar voluntariamente la demanda. Ningún pago o crédito en pantalla le fue ofrecido u otorgado a Harlan Ellison. Las partes se desean mutuamente lo mejor y no tienen más comentarios que hacer al respecto”

10. División de la crítica

La película no acabó de convencer por igual a la crítica. Así, encontramos opiniones para todos los gustos: desde “Es la superproducción más subversiva desde V de Vendetta” de Noel Ceballos (Fotogramas) a “La inquietante premisa de la parábola resulta fascinante, sólo durante unos primeros 20 minutos hipnóticos” de Alberto Luchini (Metrópoli). Opiniones para todos los gustos: o la amas o la odias. 

Fotos: In Time