¿Merece la pena ir al cine a ver ‘Downton Abbey’?

¿Merece la pena ir al cine a ver ‘Downton Abbey’?

Llega a las salas de cine Downton Abbey: Una nueva era. Se estrena este viernes 29 de abril para retomar la interminable historia de la familia Crawley

Dirigida por Simon Curtis y con guion de Julian Fellowes, la cinta vuelve a contar con Hugh Bonneville (Robert Crawley), Michelle Dockery (Lady Mary), Elizabeth McGovern (Cora Grantham), Maggie Smith (Violet Crawley) y Jim Carter (Sr. Carson), entre otros.

Al igual que en la serie y en la primera película, el contexto histórico es muy importante en este filme, introduciendo acontecimientos reales en su trama.

Y ¿qué cuenta esta nueva entrega cinematográfica de la celebérrima serie británica de criados y señoras o señores y criadas? Primero la sinópsis y luego repasamos cómo han sido las críticas.

Estamos en 1928, han pasado nueve meses desde la última vez que vimos a los Crawley y están a punto de experimentar más cambios importantes en su vida mientras Downton Abbey acoge el rodaje de una película. Además, la Condesa Viuda ha heredado una lujosa villa en el sur de Francia y en sus vidas entran nuevos personajes interpretados por Hugh Dancy, Laura Haddock, Dominic West y Nathalie Baye.

Peter Debruge, de Variety, tiene una opinión positiva de la película, aunque quizá un poco tibia: “Con Una nueva era, el creador y guionista Julian Fellowes dedica más energía a atar los cabos sueltos, aunque esta vez, proporciona algo más convincente que una visita real para engancharnos”

Peter Bradshaw, de The Guardian, parece tener una buena opinión al respecto del filme, pero lo dice con la boquita pequeña: “La segunda -y esperemos que última- película derivada de la exitosa serie de televisión de Julian Fellowes es tan absurda, tonta e innegablemente divertida como siempre”

David Rooney, de The Hollywood Reporter, no está absolutamente nada convencido de la película, considerando que “a estas alturas, es exclusivamente para los fieles”.

Por su parte, Anna Smith, de Deadline, tiene opiniones encontradas: “Con más giros argumentales que media docena de episodios, abarca demasiado para el tiempo que dura, y sus manipulaciones pueden ser bastante transparentes. Pero es difícil enfadarse cuando logra tan evidentemente su misión”.

En definitiva, diríamos que a los críticos les ha gustado la nueva película de Downton Abbey, pero se niegan a reconocerlo abiertamente, como si para ellos fuera un placer culpable.

Noticias Relacionadas