Michael Keaton, ¿el nuevo gafe de Hollywood?

Michael Keaton, ¿el nuevo gafe de Hollywood?

Por mucho que digan que Hollywood es una industria de hechos, donde manda el vil metal, la realidad es que la superstición y la suerte son elementos que también tienen muy en cuenta.

Y si Michael Keaton no fuera Michael Keaton, es posible que, para muchos estudios, estuviera sentenciado de por vida. ¿El motivo? La mala suerte que parece llevar consigo, especialmente en sus trabajos vinculados al universo DC de superhéroes.

Es cierto que DC ha tenido más sombras que luces en este aspecto, pero es que el bueno de Michael Keaton acumula cuatro trastazos consecutivos en DC, por lo que el cachondeo, los memes y los dimes y diretes, empiezan a señalarle como un actor con mal de ojo.

ADEMÁS: Famosos y famosas que comparten un ex

Cierto es que su Batman, de la mano de Tim Burton, convenció a todo el mundo. Pero claro, de eso hace más de 30 años. Las cosas han cambiado y han ido a peor.

Todo empieza en Spider-Man: Homecoming, donde Michael Keaton da vida a Adrian Toomes, el Buitre, en un papel más que estimable y aplaudido por público y crítica. En ésas que llega el Morbius de Jared Leto, una película maldita de por sí, y deciden recuperar al personaje pero, al final, y tras varios reshoots, optan por relegarle a las escenas post-créditos, por considerar que su personaje no terminaba de encajar en el universo Morbius. ¿Acaso algún personaje lo hizo?

Su siguiente proyecto fue The Flash, protagonizada por Ezra Miller. El rodaje terminó en octubre de 2021 y su estreno está previsto para junio de 2023. En los 10 meses que quedan, a Ezra Miller le da tiempo a declarar la independencia de su casa, quemar un Walmart, echar un camión de Mentos en el Amazonas y quitarle el bastón a una señora mayor de su barrio. Si hay que apostar, la mayoría diría que The Flash no verá la luz y, por tanto, no veamos a Michael Keaton recuperar su papel… ¡de Bruce Wayne! Sí, iba a volver a ser el millonario más oscuro de Gotham y Ezra Miller puede conseguir que nadie lo vea.

¿Cómo que nadie lo vea? Como que nadie lo vea. De hecho, así ha pasado con Batgirl, una película ya terminada y cuyos pases previos han sido tan desastrosos que Warner ha decidido no estrenarla en cine, pero tampoco enviarla a HBO Max, su opción de streaming. La cinta ha ido directa a la basura, igual que han ido los 90 millones de dólares que costó. La compañía prefiere perder ese dinero a pagar los impuestos correspondientes. Bien, ¿adivinas quién era Bruce Wayne en BatgirlExacto, el bueno de Michael Keaton.

Parece suficiente, ¿verdad? Pues hay una más. Y tiene un plot twist final glorioso.

Michael Keaton iba a dar continuidad a su Batman en Aquaman y el Reino Perdido pero, el proyecto se vio afectado por el juicio de Johnny Depp y Amber Heard (protagonista junto a Jason Momoa). Obviamente, también les salpicó el asunto de Ezra Miller. Pero, claro, ¿cómo iba a dar Michael Keaton continuidad a un Batman que aún no había aparecido en película alguna? Para no llevar a confusión, en DC optaron por bajar al actor del proyecto y llamar a Ben Affleck.

Las cosas como son, el bueno de Michael Keaton no tiene la culpa de lo que ha pasado en ninguno de los cuatro proyectos pero cuando en Hollywood empieza el runrún, mejor estar preparado para lo que pueda pasar. Si en MArvel tuvieran algo de sentido del humor, que lo tienen, no tardarían en llamar a Michael Keaton para darle algún papel en su Fase 4. Como idea, podría ser el mejor coctelero del universo, con un local propio en un planeta casi desconocido y su nombre sería Barman. Si esto no es glorioso, que venga Kevin Feige y lo diga.

ADEMÁS: Los pies de celebrities más buscados en Internet

Noticias Relacionadas