Pasado, presente y futuro de Chloë Sevigny

Pasado, presente y futuro de Chloë Sevigny

Chloe Stevens Sevingy nació en Springfield, Massachusetts en 1974. En una entrevista a la revista Esquire afirmó que la diéresis sobre la “e” de su nombre se lo puso ella misma: “de pequeña tenía un libro titulado Chloë y Maude, y cuando vi la diéresis dije: ¡La quiero!”. 

Desde muy niña asistia a grupos de teatro y tenía muy claro que quería ser actriz. Se mudó a Brooklyn y allí conoció a Harmony Korine, un guionista del cual se hizo muy amiga. En 1995 participó en la película Kids dirigida por Larry Clark interpretando a una adolescente que descubre que tiene VIH. Ahí empezó su carrera y continuó con la película Trees Lounge de Steve Buscemi. Su amigo Korine dirgió la película Gummo, la cual protagonizó y también trabajó como diseñadora de vestuario. Durante el rodaje ambos mantuvieron una relación sentimental. 

Chloé Sevingy se convirtió, desde sus inicios como actriz, en una intérprete con tendencia al riesgo y absolutamente feliz en el universo indie que se mueve al margen de lo mainstream.

Más tarde obtuvo un papel protagonista en The Last Days of Disco (1998) y compartió rodaje con Kate Beckinsale.

Tras su actuación en esta película la llamaron para unirse al reparto de Boys Don’t Cry (1999), durísimo largometraje sobre la brutal agresión a Brandon Teena en 1993. Chloë interpreta el papel de una joven que se enamora de Tenna sin saber que antes era una chica. Su interpretación le valió la nominación al Oscar y a los Globos de Oro como Mejor Actriz de Reparto . Terminó ganando el premio Independent Spirit en la misma categoría

Ya en los años 2000 volvió a Connecticut y apareció en el elenco de la serie ganadora de un Emmy Is This Walls Could Talk 2. También participó en el film Demonlover, donde tuvo que aprender francés. Años más tarde contaría que durante ese periodo recibió proposiciones por parte de directores que se pueden considerar como acoso sexual, pero que ella nunca aceptó. 

Su papel en The Brown Bunny ha sido el más controvertido de su carrera por la escena en la que practicaba una felación a su entonces pareja y director de la pelicula: Vincent Gallo. Hubo críticas no tanto de índole moral como de carácter cinematográfico: la crítica opinó que la esena era un golpe de efecto tramposo para tapar los evidentes defectos de una cinta aburridísima.

 A pesar de las críticas ella continuó con su carrera y tuvo un papel importante en una producción de Woody Allen, Melinda and MelindaTras esto siguió teniendo papeles en el cine, pero su carrera se centró más en protagonizar o colaborar en series de televisión.

Chlöe y la moda

En 1992 empezó a trabajar para la revista Sassy y durante su último año de instituto ella ya tenía su propio estilo y de lo más arriesgado: llevaba la cabeza totalmente rapada. Trabajaba en la tienda de Polo Ralph Lauren y la cantante Kim Gordon la fichó como imagen de su línea de ropa X-GirlLa conocida marca Miu Miu la escogió también como imagen de su nueva campaña y llegó a participar en la New York Fashion Week desfilando para Bernardette Van-Nuy.

En una entrevista para la revista Vogue reveló sus secretos de belleza, “corrector todos los días, lápiz de labios rojos y máscara de pestañas por la noche”. Ya en los 2000 deslumbró a toda la crítica cuando apareció con un vestido de Yves Saint Laurent en la alfombra roja de los Globos de Oro. Fue musa de Michael Kors y apareció en una campaña de H&M. Ha estado en el ranking de Vogue de las mujeres mejor vestidas durante varios años. También ha sido imagen para Louis Vuitton y abrió el desfile de Dolce & Gabbana. 

Las grandes firmas han contado en múltiples ocasiones con su imagen para sus campañas de moda e inclusó ella misma llegó a tener su propia colección. Recogió su Globo de Oro en 2010 vestida de Valentino y en su última aprición en el Festival de Cine de Cannes lo hizo vestida de Loewe y Mugler.  

Chloë Sevigny en HBO

Y el tiempo ha pasado y Chloë Sevigny, siempre a su aire, siempre libre, ha continuado con su carrera.

Big Love, la serie de HBO en la que Chloë Sevigny interpretaba el papel de Nicolette Grant se estrenó en el año 2006 y estuvo en emisión hasta 2011. La historia de la serie gira en torno a una familia mormona fundamentalista en Utah, que practica la poligamia. Nicolette (Chloë Sevigny) es la segunda mujer de Bill Henrickson, el protagonista de la serie y el cual tiene tres mujeres. La serie estuvo llena de controversias por parte de la sociedad mormona, por la mala interpretación de que permitiesen el matrimonio plural, algo que quedó resuelto durante el desarrollo de las temporadas. 

Gracias a su participación en la serie ganó en 2010 el Globo de Oro a la Mejor Actriz de reparto. 

También ha participado en otras series conocidas como American Horror Story o Bloodline.

El siguiente capítulo (personal) para Chloë Sevigny

Y este 2020 ha sido el año de la maternidad de Chloë Sevigny.

Con 45 años la actriz se ha estrenado como madre. Ha formado una familia junto a Sinisa Mackovik, director de una galería de arte en Nueva York llamada Karma Art. Poco más se sabe del afortunado papá porque, a pesar de contar con un perfil en la red social Instagram, el croata es muy celoso de su intimidad. 

Así Chloë Sevigny cumple el sueño de ser mamá, algo que ya comentó meses atrás en una entrevista para Who What Wear, cuando expresó su deseo de tener una hija, “tengo la camisa que usé en la película Kids, todo tipo de artículos extraños de los personajes que he interpretado, mis vestidos de los Oscar… es vergonzoso. Mejor tengo una hija pronto o no sé qué va a pasar…”

¿Qué será lo próximo de Chloë Sevingy?

La actriz tiene varios proyectos para este 2020. Ha participado en la mini-serie de HBO Who Are Who We Are, en el papel de Sarah y va a estrenar muy pronto la película Slow Machine. Además, ha participado en el documental dirgido por Lana Tisel Ser trans en Hollywood.

Chloë Sevigny es una mujer empoderada, que siempre ha vivido a contracorriente su profesión de actriz, sin importarle cumplir con las reglas que suelen seguir las estrellas de Hollywood. Y todavía le quedan muchos retos por afrontar.

VANESSA REMESAL