¿Recuerdas el villancico de las Muñecas de Famosa?

¿Recuerdas el villancico de las Muñecas de Famosa?

Las muñecas de Famosa se dirigen al portal. Para hacer llegar al niño su cariño y su amistad. Y Jesús, en el pesebre, se ríe porque está alegre. Nochebuena de amor, Navidad jubilosa. Es el mensaje feliz, de las muñecas Famosa.

Si has leído estas letras cantando, enhorabuena, te encuentras en el grupo de riesgo de pasarlo mal si contraes el Coronavirus, así que ten cuidadito.

La canción nacía a principios de los años setenta, cuando el fabricante de juguetes Onil encargó una campaña publicitaria de cara a la Navidad. Tenían tantos juguetes que era difícil anunciarlos todos individualmente, así que decidieron sacarlos todos juntos caminando hacia el portal de Belén y así mataban dos pájaros de un tiro.

Luis Figuerola-Ferretti escribió la letra y Jaime Pérez añadió la música a un anuncio que aún hoy perdura en las mentes de muchos de nosotros.

Gracias al éxito inicial, el anuncio se mantuvo como costumbre pero actualizándose cada cierto tiempo. En los años 80, las muñecas ya iban en brazos de unas niñas (pero ningún niño, que lo del feminismo todavía no se sabía qué era) y el escenario era un pueblo.

En 1994 vuelve a aparecer un niño pero meten más simbología invernal, como un muñeco de nieve:

A finales de los noventa “las muñecas” son sustituidas por “los juguetes de Famosa”, y se llega al punto de que la protagonista sea la propia canción y de que aparezca el anuncio antiguo en el moderno.

Y continúa evolucionando hasta el punto de que desaparecen los juguetes del anuncio, algo muy extraño, porque es lo que se pretende vender. Pero ya es tan conocido que sólo con la canción ya sabes a qué se refiere el anuncio:

Y así llegamos al anuncio del año pasado, cuando las muñecas de Famosa decidieron no darse el paseíto hasta el portal. Debido a la situación de pandemia y a que todos nos recomendaban quedarnos en casa, la compañía de juguetes decidió poner su granito de arena con la campaña #JuegaConEllosEnCasa y cambió su mítico anuncio para que las muñecas no fuesen a ver al niño:

No sé vosotros, pero después de verme este anuncio unas 10 veces no puedo dejar de cantar la cancioncita. Y siento una necesidad imperiosa de jugar con el Nenuco de mi hija. Que bien funciona la publicidad…

ADEMÁS: ‘Vuelve a casa vuelve’: historia de una melodía publicitaria eterna