‘Red Rocket’: el regreso a casa de la vieja estrella del porno

‘Red Rocket’: el regreso a casa de la vieja estrella del porno

Después de recibir los aplausos en el Festival de Cine de San Sebastián, en el de Cannes y, finalmente, en el de Las Palmas de Gran Canaria, el director Sam Baker  estrena en salas Red Rocket, que va sobre la vida de un malogrado actor porno que intenta buscarse la vida en un pequeño pueblo de Texas. Sobre eso y sobre la otra cara de Estados Unidos, sobre el universo de los humildes y los que no logran acceder al sueño americano prometido.

Desde que conocimos a Baker en 2012 con Starlet y se metió a la crítica en el bolsillo con Tangerine (2015) y The Florida Project (nominada al Oscar y al Globo de Oro por su actor de reparto, Willem Dafoe), todos los proyectos del director son acogidos con interés.

Y con Red Rocket no iban a ser menos y Variety ya la ha denominado como “una de las mejores películas del año”.

La cinta narra la historia de Mikey Saber, una antigua estrella del porno que, tras vivir una época dorada, se encuentra ahora en la más absoluta ruina. Por eso decide regresar a su ciudad natal de Texas, pero sus vecinos no le quieren cerca y le hacen la vida imposible para que vuelva a irse.

Saber recala en casa de su exesposa (o todavía esposa), también exactriz porno y trama un plan para volver al estrellato del cine porno. Pero, si bien su personaje se gana las simpatías del espectador por su particular forma de ser, tendremos que replantearnos nuestras elecciones cuando conozca a una encantadora y apasionada joven de 17 años, Strawberry, y se descubra que sus intenciones no son buenas.

Si en algo coinciden todos los críticos, es que Simon Rex, protagonista del filme, está espectacular. Pero, ¿quién es Rex? El actor se dio a conocer en la televisiva Jack & Jill, para especializarse después en parodias de todo tipo, como Me parece que… sé lo que gritásteis el último viernes 13, Scary Movie 3, Scary Movie 4, Boy Toy o Scary Movie 5.

Pero antes de eso, Rex también tuvo un pasado como actor porno. Con sólo 19 años, el actor participó en cuatro cintas de contenido erótico, para pasar después a trabajar como modelo y cara habitual de la MTV antes de recalar en el mundo de la parodia cinematográfica.

Y así, como si de su propia vida se tratase, Sam Baker lo eligió para protagonizar su película, recabando críticas excepcionales. “Simon Rex está sensacional”, dicen en Vanity Fair.

Noticias Relacionadas