Un concierto para salvar el Café Libertad 8

Un concierto para salvar el Café Libertad 8

Bajo la advocación del poeta Kafavis, que mira desde un cuadro en la pared, el madrileño Café Libertad 8 ha sido refugio para la bohemia noctámbula que gusta de escuchar conciertos a guitarra y voz. También hay un piano (pero casi no se usa). La pandemia maldita que ha envilecido este 2020 tiene a establecimientos como el Libertad 8 al borde de la extinción. ¿Cómo sobrevivir sin la posibilidad de recitales con los que ocupar las escasas mesas a pie de escenario?

Para salvar el Café Libertad 8 se ha convocado un concierto en que las estrellas que surgieron de esta gloriosa catacumba actuarán y mediante la magia del streaming podrá disfrutarse del musical evento. Un cuento de Navidad (algo triste) para contribuir a la supervivencia de un lugar emblemático. Pueden comprarse entradas pinchando aquí.

Será este 20 de diciembre, domingo previo a las fiestas que no sabemos si celebrar o no.

Actuarán Amaral, Jorge Drexler, Ismael Serrano, Andrés Suárez, Marwan, Conchita, Pedro Guerra, Gastelo, Pez Mago, Luis Ramiro, Funambulista. Y presenta el repentista cubano Alexis Díaz-Pimienta.

Una fiesta en la que el frío y la melaconlía se combatirán con la potencia de unas canciones que forman parte de la memoria sentimental de varias generaciones y de las que vengan por delante (qúe caramba).

Los locales de conciertos están siendo devastados por la Covid 19 y en todas las ciudades resisten como pueden. El Café Libertad 8 está librando la batalla mediante el streaming y hay que mirar la página libertad8cafe.es para conocer cómo va la cosa.

No es lo mismo ver un concierto en streaming que sudarlo en el receptáculo extraordinario que es el café Libertad, con sus vigas de madera y sus espejos y su baño al fondo, que hay que pasar por en medio de todo el público para llegar y también esa es la gracia.

Salvemos el Café Libertad 8, compremos entrada para este fabuloso concierto, que el camarada Julián (dueño del lugar) pueda seguir muchos años descubriendo talentos musicales, dando promoción a estrellas futuras, como Zahara cuando era más cantautora que indie (por ejemplo).

La música (y la noche, los bares nocturnos que tantas madrugadas nos acogieron) está sufriendo durante esta interminable plaga.

Pero ya llega la vacuna.

Y, mientras tanto, vayámonos de concierto por streaming.

ADEMÁS: Guía rápida de libros para concluir 2020 y arrancar 2021

Fotos: Gtres