Así quedó la batalla de la audiencia entre CIntora y Ferreras

Se estrenó en TVE el magazine político Las cosas claras presentado por Jesús Cintora y la curiosidad lógica es, claro, cómo le fue en cuanto a audiencia se refiere. ¿Ganó, perdió o empató con Ferreras que a la misma hora seguía con su Al Rojo Vivo? Cintora echó mano de sus clásicos (sor Lucía Caram, Ekaizer -desde el hospital tras estar en coma inducido por coronavirus-) y de tertulianía de fuste (Ana Pardo de Vera) y del mismísimo Fernando Simón en entrevista exclusiva.

Ferreras contraatacó entrevistado a Zapatero.

Alto voltaje.

Las espadas en alto.

Y salieron las audiencias.

Un 11% y un 8'1% para el estreno de Cintora y enfrente Ferreras con...

Ok, Ferreras se mantuvo con un 13'3%, lo cual indica una levísima erosión (suele estar un poco por encima habitualmente) así que habrá que ver cómo se desarrolla esta pelea entre púgiles de alto nivel.

 Todo ello, por cierto, un lunes en que Ana Rosa Quintana y Ya es mediodía hicieron audiencias históricas quizá porque el asunto de Isabel Pantoja, Kiko Rivera y la eterna herencia de Paquirri interesa mucho al personal. O por alguna otra razón. Los caminos de la audiencia son inexcrutables.

Jesús Cintora se estrenó razonablemente bien y Ferreras aguantó razonablemente bien. Quedó en tablas la partida. Pero la televisión es una carrera de fondo y la audiencia de un día de estreno no quiere decir demasiado ya que los éxitos se cocinan a fuego lento. Que se lo digan a Ferreras, que coció su Al Rojo Vivo durante meses (e incluso años) hasta convertirse en líder y referencia.

Seguiremos informando.

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Que complicado es ser uni niño famoso en la televisión. Si no, que le pregunten a Joselito o, sin remontarnos a hace medio siglo, a Eduardo García. ¿Quién? El actor que, durante años, interpretó a Josemi en Aquí no hay quien viva y que más tarde se convirtió en el díscolo Fran, en La que se avecina. En ambos casos, bajo la tutela paterna de José Luis Gil, primero como Juan Cuesta y luego como Enrique Pastor. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Cuando una persona mola, lo sabe todo el mundo pero, sobre todo, lo sabe la propia persona. Y, siendo sinceros, Lily Rose Depp mola muchísimo. Además, mola en el sentido más amplio de la palabra y eso que sólo tiene 16 años.

Desde que se diera a conocer, hace apenas cuatro meses, ha estado en todo sarao de relevancia moderna que se precia. Desfiles, front rows, fiestas, festivales... Y lo mejor es que todo lo que le pasa lo comparte con sus más de 575.000 seguidores de Instagram, que la adoran. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Quien más quien menos siempre convive con alguna pequeña rareza propia que ya ha convertido en parte de su personalidad. Pero las rarezas pasan a otro tipo de estado, mucho más preocupantes cuando adquieren el grado de obsesión.

Tal es el nivel, en ocasiones, que a determinadas personas les acaba incapacitando para la rutina de su vida diaria y acaban siendo obsesiones, que para ser superadas, es necesaria ayuda médica, voluntad de hacerlo y mucha paciencia y tiempo.

Páginas