El alegato viral de Fran Rivera: "Tengo amigos fantásticos en Barcelona pero..."

Fran Rivera se ha propuesto el más difícil todavía. Liarla una vez al día en Twitter, durante todo el mes de abril. 

Así, el día 1 incendió la red social preguntando si podría pasear por Barcelona o Cataluña sin miedo a que le peguen. Una cuestión que, como era de esperar, recibió una avalancha de respuestas y reproches. 

Pues bien, el día 2, Fran Rivera ha querido cambiar el tiro y, en vez de un tuit, se ha grabado un vídeo de 40 segundos. ¿De qué habla en el vídeo? Obviamente, de Cataluña. Y para tranquilizar a las 'Riverers', el ex torero no tiene un solo rasguño. O bien no ha ido a Cataluña o bien ha ido y no le han pegado. Sea como sea, en el vídeo está de una pieza. 

ADEMÁS: ¿Aún no has visto la sorpresa en nuestra portada?

Un vídeo en el que Fran Rivera utiliza los incidentes ocurridos en la concentración de Vox del pasado domingo, para atacar a sus rivales políticos. Y sí, lo hace con la consabida fórmula de la derecha española antes de dar un guantazo: "Que si fue que si vino pero...". Ese pero maravilloso debería estar patentado

"Barcelona es una ciudad maravillosa, los catalanes son gente maravillosa y tengo amigos fantásticos en Barcelona pero lo que pasó el otro día es inaceptable. Lo siento mucho".

La presentación del alegato no puede ser más fashionista. Un polo clásico de los que Fran Rivera ya recomendó en su blog, un pañuelo anudado al cuello y el Mac sobre la mesa. Si hay que dar un discurso tuitero, por qué no hacerlo con estilo. 

ADEMÁS: Si te indigna este incidente,"eres progre y gilipollas" (lo dice Fran Rivera)

"No pueden llegar chavales que no han conocido la dictadura y ponerse a tirar piedras a quienes no piensan igual que ellos". ¿El primer argumento deja las puertas abiertas a que quienes han conocido la dictadura sí puedan tirar piedras a quienes no pienan igual?

Obviamente, si Fran Rivera se pone a grabar un vídeo, no puede dejar pasar la ocasión de señalar a alguno de sus némesis políticos. En este caso, le ha tocado a la alcaldesa de Barcelona. "La señora Ada Colau dice que la culpa la tienen los de fuera. Por favor, vamos a parar esto que se nos está yendo de las manos". 

Lo curioso del asunto es que el fondo del mensaje de Fran Rivera es muy acertado: no agredir a quien piensa diferente que tú. Pero en vez de reducir el mensaje a eso, aprovecha la ocasión para hacer campaña con la sangre de sus afines políticos. En ese momento es cuando su mensaje pierde toda la fuerza que le da el pañuelo fashion. 

Fotos y vídeo: Gtres y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Isabel Torres es actriz, tiene cáncer de pulmón y hace poco anunció que le quedaban dos meses de vida. Este fin de semana acudió a '´Sálvame', buque insignia de Telecinco y fábrica de maldades aunque, a veces, como en este caso, hagan un hueco a la piedad.

Sí, en Sálvame habló Isabel Torres de su enferemedad y se le brindó un homenaje con inevitables momentos de emoción.

Isabel Torres  interpretó a La Veneno en la serie de Los Javis que reivindicó y dignificó al personaje televisivo.

Ver resumen Ocultar resumen

La semana en la que Ángel Martín se ha autodenominado como nuevo cuerdo, mejor que ex loco, en una recomendable entrevista para El País, hecha por Luz Sánchez Mellado, el presentador ha querido culminar el domingo demostrando que su nueva cordura está muy por encima de la antigua cordura de muchos. 

Con los 850.000 followers superados ampliamente, y un impacto cada vez mayor en cada una de sus publicaciones, Ángel Martín ha decidido seguir usando su cuenta de Twitter para hacer el bien. 

Ver resumen Ocultar resumen

David Broncano se ha propuesto acabar con la multimillonaria deuda del Ayuntamiento de Madrid a base de multas

Un héroe sin capa pero con patinete que ha vuelto a ser parado por la Policía Municipal por contravenir las Normas de Circulación. 

Sucedió esta semana.

Es la segunda vez que paran al presentador de La Resistencia, en esta ocasión ha sido en la Cuesta de San Vicente, a primera hora de la mañana y, según David Broncano, sin testigos. No tardaría demasiado en darse cuenta que sí los había. 

Páginas