El curioso sentido del humor pakistaní que se ha convertido en viral

En el mundo de las bromas, hay clásicos que nunca fallan. En España, por ejemplo, es imposible decir cinco o abogado, sin que algún cuñao salte

Lo de llamar al timbre y salir corriendo fue un clásico durante años, ahora más en desuso por las cámaras de vigilancia. Qué decir del mítico, ¿a que molesta venir para nada?. Humor fino. 

ADEMÁS: El chef televisivo Jamie Oliver desata las bromas por su paella con chorizo

Pero claro, cuando hablamos de clásicos imperecederos del mundo de la chanza, ninguno como el de dar una guasca a quien llevas al lado, y disimular. Las cosas como son, no suele salir bien en el 99% de los casos. Ahora, ese 1% que sí sale, es tremendo. 

Y la muestra la tenemos al otro lado del mundo. En Pakistán. Un vídeo que se ha viralizado, con tan sólo 16 segundos de metraje

Dos protagonistas. Uno listo y otro simpático. Es fácil saber cuál se lleva la guasca. Lo mejor, la actuación del amigo, quien no sólo mantiene el tipo y la mirada en el móvil, sino que es capaz de aguantar la risa, algo imposible para el espectador. Hay ganadores de Oscar que merecían menos premio que este crack.

ADEMÁS: 10 actores que ganaron el Oscar por el papel equivocado

Y sí, por si alguien se lo pregunta, todos hemos visto el vídeo varias veces y todas ellas nos hemos reído. Ya lo hemos dicho, hay clásicos que nunca fallan. 

Fotos y vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Impresionante. Espectacular. Abrumador.

Se acaban los calificativos para describir la fotografía que ha compartido JJ Vaquero en sus redes sociales. La fotografía que nadie había pedido pero que todo el mundo necesitaba y aún no lo sabía.

El cómico, uno de los más respetados y aclamados del panorama humorístico patrio, y famoso por sus continuos comentarios sobre lo poco que cuida su alimentación o el nulo deporte que hace, resulta que tiene un pasado glorioso en lo deportivo.

Ver resumen Ocultar resumen

Francisco Nicolás sigue siendo uno de los personajes más intrigantes, fascinantes y misteriosos de la actualidad política y social patria de los últimos años.

Una historia digna de serie de Netflix que, en su tercera temporada, comenzaría con una sentencia de tres años de cárcel. La misma que le ha regalado la Audiencia Provincial de Madrid por hacerse pasar por un enlace del Gobierno y la Casa Real, para reunirse con el presidente de Alsa, en 2014.

Ver resumen Ocultar resumen

Vas tan tranquilo por la calle y, de repente, te cruzas con dos chavales que no conoces de nada. 

Ni te imaginas que, dos segundos después, esos dos chavales te van a fastidiar el día y te van a hacer viral en Twitter. 

Eso es lo que le ha pasado a Hugo Silva este martes, tal y como ha contado en lo que podría ser un microrrelato del dolor. 

Páginas