¿Familiar o pareja? El último (y loco) juego de 'La Resistencia'

Primero fue '¿Muerto o dormido?'. Después llegó '¿Mago o pederasta?'. Y como no hay dos sin tres, el último y loco juego de 'La Resistencia' es ¿Familiar o pareja?

De la mano de Jorge Ponce, el late night de Movistar+ ha puesto a prueba, primero al invitado de la noche y, más tarde, a los espectadores, a través de Twitter. 

El juego es tan sencillo como una elección al 50%. En una foto aparecen dos personas y el participante debe decidir si son familiares o pareja. Parece sencillo pero no lo es. Le pregunten a Darío Brizuela, el jugado de Estudiantes, quien fue el encargado de jugar a este juego por primera vez. 

ADEMÁS: Otra broma pesada de 'La Resistencia' explorando los límites del humor

Y no le fue mal del todo. El invitado de 'La Resistencia' acertó dos de cuatro opciones. Eso sí, la última foto tenía truco. 

A partir de ahí, ha sido Álex Pinacho, el CM del programa, quien se ha encargado de hacer la magia. A través de Twitter, ha ido lanzando fotos para que los followers de 'La Resistencia' pueden participar. 

ADEMÁS: Si 'La Resistencia' lo ha censurado, qué sería lo que dijo

Si las opciones dadas son hilarantes, las respuestas no le van a la zaga. 

Si en Movistar+ son un poco zorroooooos, no tardarán en lanzar los juegos de cartas de '¿Familiar o pareja?'. De hecho, los de '¿Muerto o dormido?' y '¿Mago o pederasta?' ya deberían estar ya a la venta. 

Fotos y vídeo: Movistar+

Ver resumen Ocultar resumen

Han pasado más de tres años desde que Rosalía paralizara al mundo con El Mal Querer

Desde entonces, la cantante barcelonesa se ha convertido en una estrella global, se ha asentado en Los Ángeles pero no había sacado álbum nuevo

Ver resumen Ocultar resumen

El problema de base es que en un restaurante griego, situado en Colorado (Estados Unidos), alguien ha hecho guisantes con cosas y ha decidido llamarlo paella española.

No sólo eso, además lo ha compartido en redes sociales, en concreto en Facebook, que ahora pertenece a Meta, pero sigue oliendo a naftalina y de ahí ha llegado a Twitter.

Y claro, se ha liado.

Primero el tuiterismo fue en serio (¡hey, una paella es esto!) y luego llegó el desfase haciendo pasar croquetas por arroz valenciano y otros delirios.

Ver resumen Ocultar resumen

Hace ya casi un año que Donald Trump abandonó la Casa Blanca y, desde entonces, el mundo es un sitio mejor.

A pesar de los eternos cuatro años que el multimillonario estuvo como presidente de Estados Unidos, había algo por lo que sí merecía la pena verle a diario en televisión: Melania Trump. Existia (existe) algo en el carisma de esa mujer poderosa que salvaba (salva) su figura de la quema. Y una sospecha permanente de que su unión con Donald Trump no es del todo un mar en calma.

Páginas