Gran Hermano, cultura de la violación y límites morales

Puede que GH Revolution remonte en cuanto a audiencia se refiere pero, desde luego, moralmente resulta difícil de asumir que un reality introduzca la violación como un elemento más dentro de su desarrollo argumental sin consecuencia alguna.

Claro que cabe preguntarse: ¿hubo o no hubo un abuso sexual en la casa de Guadalix?

La Guardia Civil asegura que no posee indicios suficientes para abrir una investigación, la posible víctima dice que hubo un "hecho grave y desagradable estando yo inconsciente" pero no presenta denuncia y Jorge Javier Vázquez sale al plató a hablar de todo ello sin otorgarle la enorme gravedad que tiene el incidente e incluyendo una pregunta al respecto a la madre de la presunta violada, que ya es ir lejos y carecer del más mínimo grado de piedad cristiana.

carlota-en-el-ojo-del-huracan

Se demonina cultura de la violación a una normalización de los abusos, a la tendencia a minimizar las agresiones y culpabilizar a la víctima. Y eso, tal vez, también incluya abordar algo tan grave, traumático y brutal como un abuso sexual a una mujer inconsciente en el mismo tono con que se habla de si a un concursante le huelen los pies o echa de menos a su abuela.

Eso es lo que se ha hecho en GH Revolution y subió en dos puntos la audiencia. Enhorabuena a los premiados pero todo tiene un límite y en Twitter hay quien alerta sobre lo que ocurre en los márgenes de la casa de Guadalix.

Las cámaras de Gran Hermano lo ven todo y lo vigilan todo pero el Súper, en esta ocasión, se hallaba ausente y si hubo violación, nadie la detuvo en el momento de producirse

Y pasamos al siguiente asunto

En la gala de este jueves 9 de noviembre se habló del presunto caso de abuso sexual, dio su testimonio Carlota, la perpleja damnificada. Y luego se siguió con el concurso como si nada hubiera pasado.

A nominar se ha dicho.

La vida sigue en Gran Hermano.

Pero no.

Estamos hablando de algo muy serio. Y no se trata de puritanismo ni de remilgos éticos ante un formato que ha dado personajes formidables y ha seducido a enormes audiencias. 

Simplemente no está de más trazar alguna línea roja que, moralmente, nos mantenga en el territorio de los seres civilizados. ¿O no?

ADEMÁS: Así ha evolucionado la audiencia de Gran Hermano desde su estreno hasta hoy

Fotos: Cordon Press

Ver resumen Ocultar resumen

Todo parecía transcurrir en calma en el programa de este jueves de Mujeres y Hombres y Viceversa, hasta que estalló la bomba. Zulema y Laura andaban enzarzadas por la cita de la primera con Iván, cuando tras el reto frustrado de Nerea se dio paso a un retorno muy esperado. Iván parecía saber quién era. Y sí estaba bien encaminado. Anais estaba de vuelta. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Qué razón tienen quienes dicen que el amor es ciego. Este miércoles, en el último programa antes de la final de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? hemos tenido una muestra fehaciente. Sandro ha optado por cerrar los ojos y no creer a Ra, cuando le ha dicho que ha tenido una aventura con Vicente, con el que se ha quedado para su gran final. Y eso que el propio Sandro ya sospechó al principio del concurso. 

Ver resumen Ocultar resumen

La última entrega de Mujeres y Hombres y Viceversa dejó a los espectadores con el alma en vilo. Con Adrián al borde de su marcha del programa y Samira triste como pocas veces la hemos visto. ¿De verdad iba a dejar el programa su pretendiente favorito? Este martes tocaba responder a esa pregunta. Y, como todo el mundo esperaba, el amor (o el incipiente amor) ha vuelto a triunfar. Adrián se queda. 

Páginas