La pregunta de Sara Sálamo sobre las manifestaciones prohibidas del 8M

La Delegación del Gobierno en Madrid anunciaba, para sorpresa de nadie, que prohibirá toda manifestación que se realice en la capital los días 7 y 8 de marzo

Un año después del 8-M más polémico de la historia, se vuelven a criminalizar las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer. Eso sí, esta vez es una criminalización preventiva

Curiosamente, en las últimas semanas, Madrid ha acogido todo tipo de concentraciones de carácter ideológico de extrema derecha, incluso manifestaciones abiertamente nazis con símbolos prohibidos por la ley. 

Obviamente, las voces discordantes con la decisión han sido muchas. Una de las que más eco ha tenido ha sido Sara Sálamo. La actriz, una de las caras conocidas más activa contra la extrema derecha, ha preguntado en redes sociales lo que mucha gente se pregunta en casa. 

ADEMÁS: El duro relato de Soraya Arnelas: "Fui una mujer maltratada"

"El año pasado no salí a la manifestación porque tenía mucho miedo al virus. Este año pensaba alzar la voz también sin que fuera presencial pero... ¿Por qué empezamos a prohibir las manifestaciones justo ahora? ¿Las otras no atentaban contra la salud pública?"

La respuesta a su pregunta se encuentra fácilmente en los comentarios su tuit. 

Obviamente, también hay mucha gente que sí está de acuerdo en que se prohíban las manifestaciones del 8-M. Gente que justifica que se coarten los derechos fundamentales, amparándose en la salud pública, pero que evita responder directamente a la pregunta de Sara Sálamo, ¿por qué ahora? 

Fotos: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

A diario, en cualquier Informativo o programa, se pueden ver reporteros haciendo trabajadas y profesionales conexiones en directo

Esta profesionalidad, por lo general, se intensifica con casos como el ocurrido en La Palma, donde la erupción del volcán ha arrasado parte de la isla. 

Y luego está Sálvame Diario, que ha mandado a Lydia Lozano

Ver resumen Ocultar resumen

Casi medio siglo después de que se despenalizara el aborto en EEUU, Texas dio un paso atrás imponiendo una restrictiva ley que impide la interrupción del embarazo a partir de las seis semanas de gestación, prácticamente antes de que la mayoría de las mujeres se den cuenta de que están embarazadas. Joe Biden, presidente de EEUU se ha manifestado abiertamente en contra, pero no ha sido el único.

Ver resumen Ocultar resumen

Parece ser que la aparición de Pablo Iglesias en la promo de Jordi Évole no ha gustado a determinado sector. 

Parece ser que ofende mucho más chupar una bola de bolos que robar millones a espuertas

Pero claro, por mucho que se quiera vender la moto, si ésta es de madera y no anda, no se va a llegar muy lejos. Y pasa lo que pasa. 

Páginas