La segunda parte de 'Contagio' en la que trabaja Steven Soderbergh

Fue Contagio (dirigida por Steven Soderbergh) una película estimable que, sin embargo, no obtuvo el favor del público. Se estrenó en 2011 y fue un fracaso de taquilla. Quizá porque a nadie le gusta que le den malas noticias del futuro con tal grado de deprimente detalle. Y es que Contagio (lo sabrán) anticipó el modo en que esta pandemia nos ha crujido. Durante la pavorosa primera ola tuvo Contagio un enorme éxito en Netflix. Es raro pero sí, vivíamos una especie de distopia y en las plataformas de streaming lo más visto era lo distópico. Somos una rareza esta especie humana de tan inmensa capacidad para sobrevivir.

Y ahora puede que se ruede Contagio 2.

Steven Soderbergh contó en un podcast (Happy Sad Confused de Josh Horowitz) que está trabajando con el guionista Scott Burns en una especie de "secuela filosófica".

Veremos en qué se sustancia ese trabajo metafísico pero, de momento, querríamos a Jude Law en la secuela porque el bloguero/periodista malévolo y manipulador era de lo mejor y, además, vimos durante la primera ola de la pandemia cuánto cabronazo de sus mismas características aprovechó para hacerse pasar por informador. A través de blogs, Twitter, YouTube pero también (¡ay!) en esas tertulias televisivas en las que no hacen ascos a nada.

Veremos si ese texto que Steven Soderbergh está trabajando llega a algún puerto o se pierde en el piélago de proyectos perdidos que profileran en Hollywood.

En cualquier caso, ¿cómo continuar una película como Contagio?

Y, además, ¿querríamos verla?

Contagio sólo tiene dos desenlaces posibles: el éxito de la raza humana o la extinción. Queremos lo primero.

Sí estaría bien recuperar el reparto original: Matt Damon, Kate Winslet, Laurence Fishburne, Gwyneth Paltrow, Marion Cotillard...

Excelentes intérpretes.

Y que poco caso hicimos a este título cuando se estrenó. De un modo extraño, ha acabado convirtiéndose en pieza de culto. Los caminos del Señor son inexcrutables.

ADEMÁS: Películas para levantar el ánimo

Ver resumen Ocultar resumen

Su nombre está inscrito con mayúsculas en la historia del cine porque fue su pluma la que contribuyó a fortalecer los guiones de obras maestras como Belle de Jour, El fantasma de la libertad, El discreto encanto de la burguesía, Ese oscuro objeto de deseo o La Vía Láctea. Películas todas ellas dirigidas por Luis Buñuel y buñuelescas en cuanto a espíritu pero con el toque Jean-Claude Carrière, escritor, literato y amigo del genio de Calanda.

Ver resumen Ocultar resumen

He leído sobre Malcolm & Marie (largometraje estrenado en Netflix este fin de semana) que es una mala película con una gran interpretación, la de Zendaya. Discrepo de ambas afirmaciones. La película no es tan mala  ni la interpretación de Zendaya tan buena. Y John David Washington, el 50% del elenco, hace un formidable trabajo. Excesivo como requiere el excesivo guión. 

Asi que, finalmente, ¿qué tenemos?

Ver resumen Ocultar resumen

Hace 20 años, allá por 2001, se estrenaron títulos como The Mexican, Training Day, Pearl Harbour, Vanilla Sky... No fue una cosecha cinematográficamente excelsa. Salvo excepciones (vale, Training Day mola). Refulgió, en medio tanta película mediana, Mullholand Drive de David Lynch, perturbadora obra maestra. Y luego, en España, triunfó en las taquillas Lucía y el sexo, que fue aplaudida por una crítica rendida al Julio Médem que había desplegado su talento en Vacas o La ardilla roja.

Páginas