¿Le reconoces? Deberías. Este chico Disney lleva años robando corazones

Zac Efron. 

El mozo de las rastas es Zac Efron. 

¿Por qué lo ha hecho? Según ha confirmado él mismo en Instagram, "just for fun", es decir, sólo por diversión. Claro, cuando tienes la cara y los ojos de Zac Efron, puedes ponerte cualquier look, pues sabes que te va a sentar bien. 

Y es que, las cosas como son, desde Jason Momoa en 'North Shore', no veíamos unas rastas tan sexys. 

 

Just for fun 

Una publicación compartida de Zac Efron (@zacefron) el

ADEMÁS: Zac Efron, a lo Michael Jackson

En el caso de Zac Efron, lo cierto es que llevaba tiempo avisando. Desde que se hipermusculó, el actor se atreve con todo. Así, le hemos visto con mechas, con trencitas y con una barba imposible de representante de boxeadores. El paso a las rastas parecía natural. Ahora, no que le quedaran así de bien. 

Llama la atención, no obstante, la evolución estilítica y general que ha sufrido Zac Efron. Se dio a conocer en Disney Chanel, de la mano de 'High School Musical', donde tenía 18 años, pelito a lo Justin Bieber y era más bien tirillas. 

 

#fbf beast mode.

Una publicación compartida de Zac Efron (@zacefron) el

ADEMÁS: Jose Mari, de golear con Atleti y Milán, a hipermuscularse

Hoy en día, a sus 30 años, luce pelo corto, está más fuerte que el vinagre y su rol de niño bien hace tiempo que lo dejó atrás. 

¿Y qué dicen sus fans? Pues que les haga una visita con ese look, ¿qué van a decir? 1,5 millones de me gustas lleva la foto. Un escándalo 

Fotos: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Contra todo pronóstico, el documental 'Lo que el pulpo me enseñó' se alzó con el premio al mejor documental en la pasada gala de los premios Oscar. Y decimos contra todo pronóstico, porque existían dos favoritas, pero ninguna era esta. La primera era 'El agente topo', un documental chileno que narra la historia de Chamy, un octogenario que se infiltra en una residencia para averiguar si los ancianos están recibiendo el trato adecuado.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una edición rara la de los Oscar 2021 y la retransmisión de la gala se saldó con un rotundo fracaso de audiencia. La gran industria quedó en hibernación (salvo excepciones) y la temporada cinematográfica ha sido una oportunidad para el streaming, el cine independiente y las apuestas arriesgadas. No ha habido una mala cosecha (para la que está cayendo). La crepuscular Nomadland, la empoderada Una joven prometedora, el hedonismo salvaje de Otra ronda, la militancia inteligente de Judas y el Mesias Negro.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala lentísima, con discursos eternos y un ritmo cansino como hacía tiempo no se daba. Lo de hacer una gala que pareciera una película, se ha conseguido, si la película era Roma, de Alfonso Cuarón. 

A pesar de todo, la 93ª gala de los Oscar ha dejado varios momentazos, una alfombra roja reducida pero tremenda y, sobre todo, un protagonista inesperado con una historia igual de inesperada y dura: la dedicatoria del Oscar de Thomas Vinterberg a su hija fallecida. 

Páginas