'Contratiempo' o el inesperado éxito de una película española en China

Adrián Doria, un joven y exitoso empresario, despierta en la habitación de un hotel, junto al cadáver de su amante. Acusaso de asesinato, decide contratar los servicios de Virginia Goodman, la mejor preparadora de testigos del país. En una noche, asesora y cliente trabajarán para encontrar una duda razonable que le libre de la cárcel. 

La sinopsis de Contratiempo es, a priori, digna de cualquier blockbuster de Hollywood. Un thriller apetecible, un protagonista conocido como Mario Casas y, junto a él, gente como José Coronado y Bárbara Lennie. Rodada en 2016, se estrenó en España a principios de 2017 y su éxito fue moderado, superando los 3 millones de euros de recaudación. 

Pues bien, en China han considerado buena idea dar a Contratiempo esta categoría de blockbuster y la estrenaron en 7.000 pantallas, con una promoción tremenda. El resultado ha sido un taquillazo inesperado que ha llevado a la cinta de Oriol Paulo a recaudar más de 25 millones de dólares

ADEMÁS: Las películas más taquilleras de la historia

Lo más curioso es que "la piratería ha ayudado a su venta", según ha comentado Oriol Paulo. Las descargas ilegales en China dispararon el hype en el país, y la película acabó siendo estrenada en cines y arrasando en taquilla. 

Así lo ha contado el propio director y su agente, Vicente Canales, en unas jornadas celebradas en la Academia del Cine. Ambos han ponderado el mercado chino como el gran valedor del cine español en los próximos años, asegurando que es "el mercado que más alegrías nos va a dar en un futuro". 

ADEMÁS: Las peores películas españolas de la historia (según iMDb)

Oriol Paulo también ha contado como fue recibido en China con honores de súper estrella. El director fue hasta Oriente para promocionar la película, y nada más llegar se dio cuenta que su película era todo un fenómeno. Además, "no había ocurrido solo con Contratiempo. Les gusta mucho Almodóvar y Amenábar, así como el cine de género española. Me hablaban mucho de La cara oculta", recuerda. 

Contratiempo ha superado a Un monstruo viene a verme como la película española más taquillera de 2017 en el extranjero. La cinta de Mario Casas acumula cerca de el doble de recaudación que la película de Bayona. Además, Contratiempo se mantuvo cinco semanas en cartel, lo que supone todo un récord para las exigentes y censuradas taquillas chinas. 

ADEMÁS: Las películas más taquilleras de 2017

Vicente Canales aseguraba que el éxito de Contratiempo ha situado a España en el mapa cinematográfico chino, recordando que, no hace demasiado, alcanzar las 2.000 pantallas era un exitazo. Ahora, Contratiempo, ha superado las 7.000 y todo apunta a que no será la última. 

La pregunta es, ¿se ha convertido ya Mario Casas en una estrella en Oriente? Si no lo es ya, no tardará en serlo. 

Fotos: Antena 3 Films y Warner Bros

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una edición rara la de los Oscar 2021 y la retransmisión de la gala se saldó con un rotundo fracaso de audiencia. La gran industria quedó en hibernación (salvo excepciones) y la temporada cinematográfica ha sido una oportunidad para el streaming, el cine independiente y las apuestas arriesgadas. No ha habido una mala cosecha (para la que está cayendo). La crepuscular Nomadland, la empoderada Una joven prometedora, el hedonismo salvaje de Otra ronda, la militancia inteligente de Judas y el Mesias Negro.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala lentísima, con discursos eternos y un ritmo cansino como hacía tiempo no se daba. Lo de hacer una gala que pareciera una película, se ha conseguido, si la película era Roma, de Alfonso Cuarón. 

A pesar de todo, la 93ª gala de los Oscar ha dejado varios momentazos, una alfombra roja reducida pero tremenda y, sobre todo, un protagonista inesperado con una historia igual de inesperada y dura: la dedicatoria del Oscar de Thomas Vinterberg a su hija fallecida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Y cuando todo apuntaba a que el Oscar póstumo a Chadwick Boseman cerraría la gala más aburrida de los últimos años, saltó la sorpresa. Anthony Hopkins, cuya actuación en El Padre es la mejor del año, se lleva de forma justa su segundo Oscar (tras el que se llevó por Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos en 1991). 

Así, el actor británico se convierte en el más veterano en ganar un Oscar, con 83 años. La faena es que ha sido de los pocos que no ha acudido a la gala para recogerlo. 

Páginas